Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década

14 abril, 2020 · Archivado en Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Damian Lillard, DeAndre Jordan, Deportes, James Harden, James Johnson, Joe Johnson, Kobe Bryant, Lance Stephenson, Lebron James, NBA, Stephen Curry · Comentarios desactivados en Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década 

Es tiempo de listas a falta de competición de la que hablar. Y una de las más curiosas e inesperadas es la que ha recopilado Bleacher Report con aquellos momentos que recuerdan más a una cancha de barrio que una pista profesional. El título literal del artículo es Clasificación de los momentos más sucios e irrespetuosos de la NBA de la última décadaasí que ya se pueden hacer una idea de por dónde van los tiros. Andy Bailey, que es el encargado de escribirlo, incluye 15. Nosotros lo dejaremos en 10, cantidad suficiente para darse cuenta que no todo es limpio y brillante en los highlights. Aviso: hay vídeos de todas las jugadas y estamos seguros que en cuanto las vean las recordarán como si las hubiesen visto ayer mismo por primera vez.

10. Joe Johnson no respeta a sus mayores (2012-13)

En su última temporada con los Boston Celtics (2012-13), Paul Pierce se encontró con un jugador que era, de alguna manera, una versión más joven de sí mismo. Joe Johnson, entonces con los Brooklyn Nets, no tuvo piedad de la leyenda. Con los primeros botes Johnson pone la pelota por delante, básicamente rogándole al Pierce del pasado que vuelva. El crossover es tan bajo que, literalmente, Pierce no puede levantar su cuerpo del suelo. Es como si se moviese a cámara lenta ante un rival que ya ni siquiera estaba allí.

9. Lance Stephenson se contonea delante de Courtney Lee (2013-14)

Aquí están sucediendo muchas cosas, como suele pasar con Lance Stephenson. Un bonito giro  hace que Courtney Lee avance en un sentido antes de que un cambio brusco hacia la izquierda lo haga caer. Stephenson entonces se levanta poderoso en el aire y la clava desde 6 metros con su rival mirándole desde el suelo. Todo eso en sí mismo probablemente habría justificado un puesto en esta lista lista, pero es lo que hace justo después el jugador de los Pacers lo que le aseguró un lugar en el top 10. Un contoneo en dirección a Lee, valiéndose de todo su cuerpo en un bailecito que a buen seguro no le sentó nada bien a Lee ni a nadie de los Celtics.

8. LeBron James arrasa a Jason Terry (2012-13)

Puede que la diferencia de tamaño entre ambos jugadores ayudase a la resolución de la jugada, pero aún así sigue siendo todo un espectáculo. Lo que hay que preguntarse es en qué estaba pensando Jason Terry para intentar bloquear el mate de LeBron James. El Rey, en su época de plenitud física en Miami, arrasa literalmente con él, llegando en carrera, agarrando el balón en el aire y hundiéndolo en la canasta como si el jugador de los Celtics fuese invisible. O casi, porque nada más anotar le echa una miradita. Sin recrearse tampoco. LeBron debió pensar que los hechos acaban de hablar por si solos.

7. James Johnson revienta el aro delante de Andre Drummond (2014-15)

Algunas de las frases de la retransmisión de los Raptors deja claro lo que estamos viendo: "¡Un mate monstruoso!", "Es absurdo", "Tienes que estar de broma", "Es el mate más sucio de la temporada", "Es un de los mejores que he visto en directo en toda mi vida". Era como si cada frase intentara buscar las palabras exactas para describir lo que acababan de ver sin llegar a dar con ellas en toda su dimensión. Y es que no estamos hablando de un mate debajo del aro por encima de un cualquiera. Se trata de un salto desde fuera de la bombilla, encontrándose en mitad del vuelo con Andre Drummond, uno de los tipos más grandes de la liga, para reventar el bal´´on en la canasta. Todo ello le convierte en un mate digno de concurso.

6. Kobe Bryant posteriza a dos jugadores a la vez (2012-13)

Habría varias jugadas de Kobe Bryant para elegir en esta década, pero ésta en la que posteriza a dos jugadores de los Nets quizá sea la más recordada. Estamos en la temporada 2012-13, la misma en la que se rompió el tendón de Aquiles. Antes de eso estaba en una forma impresionante y para muestra esta jugada de un tipo, no lo olvidemos, de 34 años y con infinidad de kilómetros en las piernas. A alguien así no se le espera ver haciendo este tipo de cosas. Pero Kobe, después de superar la defensa en el perímetro de Gerald Wallace, encara la canasta por la zona central de la defensa de los Nets. Y a pesar de que Wallace se recupera y se coloca cadera contra cadera y de que Kris Humphries se vuelve a tiempo para ayudar a defender el aro, el 24 de los Lakers no solo salta por encima de los dos. Da la sensación de atravesarles.

5. James Harden hace desmoronarse a Wesley Johnson (2017-18)

Puede que haya quien diga que James Harden le da un pequeño empujón con el brazo a James Johnson y que eso es lo que provoca la caída del jugador de los Clippers. Es cierto, pero es todo lo que pasa después lo que coloca a esta jugada en el Top 5. La forma de irse al suelo de Johnson, que no es la más glamurosa de la historia; Los segundos que Harden se queda parado en la línea de tres con el balón, recreándose en la acción antes de meter el triple; Las voces con las que vuelve a su campo para dejar claro lo que acaba de pasar, por si alguien no lo había visto. Una vacilada de primera categoría.

4. Blake Griffin destroza a Kendrick Perkins (2011-12)

¿Cómo es posible que esta jugada sea sólo el número cuatro? ¿Y cómo es posible que sólo haya una jugada de Blake Griffin en es lista? De hecho tiene varias similares, como un mate sobre Tomofey Mozgov (aunque en aquel caso no llegó a tocar el aro) u otra en transición con Danio Gallinari como víctima. Pero como se ha marcado la regla de incluir una sola jugada por cada jugador, se queda con esta en la que Kendrick Perkins acaba destrozado en el intento de bloquear al que quizá sea el mejor jugador de la historia haciendo mates en juego. Y propone un juego: parar el vídeo en el momento en el que Griffin está en lo alto de su vuelo. Da igual donde lo detengas exactamente, porque sea cual sea la imagen que se quede congelada probablemente te entre la risa tonta conociendo el resultado final.

3. DeAndre Jordan aniquila a Brandon Knight (2012-13)

Los Clippers de la Lob City tienen una media de +9,1 puntos por cada 100 posesiones con DeAndre Jordan y Blake Griffin en cancha. Pero nadie se acuerda de ellos por el +/- por cada 100 posesiones tanto como por este tipo de jugadas. Cuando el balón volaba cerca del aro rival solían pasar cosas espectaculares, y esta seguramente se lleve la palma: el mate desde su casa, la forma de caer de Brandon Knight como un peso muerto, los pasos de Jordan por encima del rival tumbado en el suelo, la cara que pone al regresar a la pista que ya es un clásico de la liga y los memes. Y por si todo esto fuese poco, también anota el tiro libre adicional en una temporada en la que promedió un 36,8%. La guinda del vacile

2. Stephen Curry marea a los Clippers (casi) al completo (2014-15)

Esta jugada podría haber sido peor. Stephen Curry podría haber mareado a los cinco jugadores de campo, pero se conformó con hacerlo sólo con cuatro de ellos (JJ Redick, que estaba cubriendo a su par en una esquina, fue el afortunado que no sale en la foto). Matt Barnes, Chris Paul, DeAndre Jordan y Spencer Hawes no corrieron la misma suerte. En lo que duran dos o tres segundos y en un espacio muy, pero que muy reducido, Curry se pone a botar el balón entre todos ellos haciéndoles parecer niños pequeños, primero dirección a la canasta para volver sobre sus pasos y salir otra vez a la línea de tres. Y acaba tirando un triple a la media vuelta que sería un tiro horriblemente seleccionado para cualquier otro jugador de la historia del baloncesto. Lo mete, claro. Jeff Van Gundy, que estaba comentando el partido para la ESPN, aseguró que era el mejor movimiento que había visto en su vida. Puede que no le falte razón, porque lo que hizo Curry con los Clippers aún no tiene explicación.

1. Damian Lillard le dice adiós a Russell Westbrook (2018-19)

"Cada vez que juegue contra Russell Westbrook voy a respoderle. No me intimida, no me importa lo que diga de mí. Él empezó con esto y yo le voy a contestar cada vez", contaba Damian Lillard en una entrevista con The Athletic. En las eliminatorias del año pasado sus acciones hablaron más alto que sus palabras. Después de estar sufriendo trash talking durante toda la eliminatoria de primera ronda, Lillard se planta ante Paul George a una distancia de 11 metros de la canasta y justo cuando se consumían los últimos segundos del quinto partido se levanta para clavar un triple descomunal y mandar a los Oklahoma City Thunder a casa. Pero lo que de verdad eleva esta jugada hasta el primer puesto de la lista es el gesto que Lillard le hace a Westbrook justo después de eliminarle: con la mano diciéndole adiós mientras mantiene un rictus inmutable, como si cargarse a los Thunder con un triple sobre la bocina fuese pan comido. La misma cara que mantiene mientras se le han tirado todos su compañeros encima segundos después y que se hizo mundialmente famosa.

La NBA elige los 10 mejores mates de la década: lo de LeBron y Griffin no es de este planeta…

28 diciembre, 2019 · Archivado en Antetokounmpo, Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Deportes, Equipos, Lebron James, Los Ángeles Lakers, NBA · Comentarios desactivados en La NBA elige los 10 mejores mates de la década: lo de LeBron y Griffin no es de este planeta… 
Se acaba una década y la NBA no ha querido perder la ocasión para escoger los 10 mejores mates de estos últimos 10 años. Disfruten del show.

Bucks-Pistons: Antetokounmpo inicia su camino por el cetro

14 abril, 2019 · Archivado en Andre Drummond, Antetokounmpo, Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Deportes, Detroit Pistons, Eliminatorias, Equipos, Khris Middleton, Milwaukee Bucks, NBA, Nikola Mirotic, Pau Gasol, Playoffs, Reggie Jackson · Comentarios desactivados en Bucks-Pistons: Antetokounmpo inicia su camino por el cetro 

La temporada que han hecho los Milwaukee Bucks ha sido impoluta. El conjunto de Wisconsin ha mostrado una regularidad tremenda para alcanzar la cima de la Conferencia Este y de toda la NBA en la temporada regular. Una premisa que no ha cumplido su rival para sellar el último billete con destino a los playoffs. La franquicia de Michigan ha funcionado a rachas durante todo el año y los tropiezos en la recta final han llegado a poner en peligro su presencia en postemporada.

Enfrentamientos directos (4-0) 

No hay color en los duelos entre ambos equipos a lo largo de la temporada regular. En menos de dos meses jugaron sus cuatro partidos (el pasado 6 de diciembre fue su primer cara a cara y el 30 de enero, el último) y todos ellos han acabado de la misma forma, con victoria de los Bucks. Las más abultadas se vivieron en el Fiserv Forum de Milwaukee (115-92 y 121-98) mientras que en el Little Caesars Arena de Detroit se disputaron duelos algo más equilibrados (104-107 y 105-115).

Milwaukee Bucks (1º, 60-22) 

Es inevitable negar que la consagración de Giannis Antetokounmpo va de la mano con la de Mike Budenholzer. El técnico cogió las riendas de la franquicia hace menos de un año y ha dado con la tecla para formar un equipo sólido, con gran variedad de recursos ofensivos y capaz de orbitar con precisión alrededor de su gran estrella. Gracias a ello, los Bucks se han hecho con el primer puesto en su conferencia (el curso pasado fueron séptimos) y el factor cancha de aquí hasta que se acabe su periplo en los playoffs, quién sabe si con el anillo. La regularidad y calidad de jugadores como Malcolm Brogdon, Khris Middleton y, algunos tan discutidos como Eric Bledsoe, se suman a la explosión del joven griego que, con 24 años, apunta a ser MVP este año: ha promediado 27,7 puntos, 12,5 rebote y 5,9 asistencias. Cierto es que parte de culpa del crecimiento de Antetokounmpo la tiene el resto de la plantilla, al saber adaptarse y jugar con comodidad contando con su libertad posicional. Papel secundario, pero no menos importante, tendrán los españoles Pau Gasol y Nikola Mirotic en los playoffs, aportando veteranía, por un lado, y acierto exterior, por otro. 

Detroit Pistons (8º, 41-41)

La llegada a Michigan del mejor entrenador del año de la pasada temporada, Dwane Casey, y el nivel de Blake Griffin han sido los factores que han metido a los Pistons en la postemporada tras un año de destierro. El ala-pívot ha sido el único jugador de la plantilla capaz de mostrar un gran nivel de manera regular. A ráfagas estuvo respaldado por Andre Drummond y a ráfagas llegaban los resultados del equipo a lo largo del curso. Capaces de lo mejor y lo peor, y con gran dependencia de su juego interior. A principio de temporada no entraban en muchas quinielas para estar en playoffs. La realidad es que en la recta final (4 victorias y 9 derrotas) pasaron de consagrarse en la sexta posición a asegurar por la octava plaza en el último partido del curso. Reggie Jackson no termina de mostrar el nivel que se sigue esperando de él y Griffin llega tocado de la rodilla a las eliminatorias. La única buena noticia en este mar de dudas que dejan los de Detroit es el buen nivel que está mostrando Drummond en los últimos encuentros.

La clave

La agresividad y la intensidad defensiva que muestren los Pistons, y más concretamente la pareja Griffin-Drummond, para parar a Antetokounmpo será un factor que pueda equilibrar algo esta eliminatoria. A pesar de ello, es complicado imaginar una segunda ronda en la que no aparezcan los BucksLa ventaja de campo, la regularidad durante el curso, la diferencia entre plantillas y segundas líneas y las sensaciones con las que llega cada uno colocan a los de Milwaukee como claros favoritos. 

Las lesiones que pueden marcar los playoffs de la NBA: George, Embiid, Curry, Smart, Ricky…

13 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Deportes, Eliminatorias, Joel Embiid, Marcus Smart, NBA, Nikola Mirotic, Paul George, Playoffs, Ricky Rubio · Comentarios desactivados en Las lesiones que pueden marcar los playoffs de la NBA: George, Embiid, Curry, Smart, Ricky… 

Hoy arrancan los playoffs 2019 de la NBA, un viaje de dos meses que irá dejando equipos por el camino hasta coronar al campeón y para el que los 16 equipos participantes necesitan talento, mentalidad... y también suerte. Las lesiones juegan un papel importante y son casi inevitables tras una larga Regular Season y en un ritmo más duro de partidos más exigentes. Todas las temporadas hay problemas físicos que marcan o literalmente deciden eliminatorias, y este año hemos llegado a las puertas de las primeras series con algunos (Blake Griffin, Paul George, Joel Embiid...) que pueden no solo ser determinantes en pirmera ronda sino marcar también el destino de equipos que llegan más pendientes de su enfermería que del scouting de los rivales.

JOEL EMBIID (SIXERS): La rodilla izquierda de Embiid provoca una tremenda preocupación en Philadelphia. La gestión de los Sixers no ha ayudado, con el camerunés perdiéndose partidos en lo que parecía simple precaución de cara a las eliminatorias y ha acabado siendo bastante más: no ha estado en 14 de los últimos 24 y ayer aseguró que no tenía "ni idea" sobre su disponibilidad para el primer partido de hoy (20:30) ante los Nets. Además, su equipo informó de que el dolor que siente desde el All Star no solo no ha remitido sino que ha ido a más. Esto es una molestia ante los Nets pero puede marcar totalmente el devenir de los Sixers más allá: sin Embiid o con una versión del pívot alejada del 100%, sería difícil confiar en el equipo de Brett Brown, que se transforma radicalmente con él en pista, a partir de una hipotética segunda ronda ante los Raptors. No solo promedia 27,5 puntos, 13,6 rebotes, 3,2 asistencias y 2 tapones por partido, sino que la defensa de los Sixers pasa de ser la cuarta mejor a la cuarta peor de la liga en función de si está o no él en cancha. James Ennis también es baja para el inicio de la serie, y Jonah Bolden es duda, ante unos Nets sin Allen Crabbe.

OG ANUNOBY (RAPTORS): Los Raptors abren fuego contra Orlando Magic sin dos defensores para las alas de su rotación: no jugarán ni Pat McCaw ni un OG Anunoby que ayer tuvo que ser intervenido por una apendicitis y que de momento es baja de forma indefinida pero no debería estar listo hasta dentro de al menos dos semanas. El alero londinense es un integrante importante de la rotación principal de los de Nick Nurse. En los Magic, estarán Nikola Vucevic (que ha superado una enfermedad) y un Jonathan Isaac que estaba en el protocolo por conmoción de la liga pero ya tiene el alta.

STEPHEN CURRY (WARRIORS): El tobillo (cómo no) de Stephen Curry dio el susto en el partido ante los Pelicans, hace apenas cuatro días. Pronto las noticias fueron tranquilizadoras y ni siquiera se le hicieron pruebas, y ahora no aparece en el informe sobre lesionados de los Warriors para su arranque en playoffs ante los Clippers. La mejor noticia para el campeón, que desde luego no habría arriesgado absolutamente nada si hubiera existido el más mínimo peligro. Los Warriors no necesitan a Curry para eliminar a los Clippers, pero asoma en segunda ronda un más que probable duelo con Houston Rockets.

NIKOLA MIROTIC Y MALCOLM BROGDON (BUCKS): El mejor equipo de la Regular Season acumuló toda su mala suerte con las lesiones en las últimas semanas de competición, y ahora espera navegar sin sobresaltos ante los Pistons e ir recuperando efectivos porque lo más normal es que les toca enfrentarse a los Celtics en segunda ronda. Brogdon, un jugador muy importante en la primera unidad, lleva sin jugar por una fascitis desde mitad de marzo. El objetivo es que pueda regresar durante esa segunda eliminatoria, si los Bucks (deberían) se clasifican. Además, Tony Snell (esguince de tobillo) no arrancará ante los Pistons pero podría regresar en los próximos partidos, Pau Gasol sigue con problemas en su tobillo izquierdo y Niko Mirotic, que se ha perdido los últimos 11 partidos por una fractura en el ulgar de la mano izquierda (el 19 de marzo), podria jugar ya mañana en el primer partido. Su recuperación está casi completada en los plazos previstos. Tiene la posibilidad de ser verdaderamente importante en los playoffs gracias a su tiro exterior.

MARCUS SMART (CELTICS): El final de Regular Season fue relativamente plácido, después de meses muy convulsos, para unos Celtics que llegan en buen momento a los playoffs pero que se han llevado un golpe serio con la lesión de Smart, un problema muscular en el abdomen que le puede hacer perderse hasta dos eliminatorias. Eso le hace estar descartado para medirse a los Pacers y, si avanzan, también en principio para toda o la mayoría de la eliminatoria ante (casi con total seguridad) los Bucks, el mejor equipo de la Regular Season. Ahí sí que los de Stevens echarían de menos lo que aporta, más allá de los números y sobre todo en defensa, un Smart cuyas virtudes no las puede replicar nadie en el roster de los verdes. Una baja que puede ser más importante de lo que parece (que de por sí no es poco).

PAUL GEORGE (THUNDER): Como sucede con Embiid, por ejemplo, este caso puede marcar no solo la primera ronda sino todos los playoffs. Los Thunder solo tendrán opciones reales de hacer cosas importantes si cuentan con la mejor versión de un Paul George que ha tenido problemas en los dos hombros desde finales de febrero. Ahora es el derecho el que le hace ser duda para el arranque ante los Blazers aunque él asegura que jugará "porque son playoffs", lo que evidencia también que no está al 100%. Las molestias han sido muy evidentes desde el All Star para un jugador que hasta entonces estaba en números y sensaciones de, incluso, colarse en el debate por el MVP. Los Thunder monitorizarán su evolución "día a día". Habrá que estar muy pendiente a la disponibilidad y, sobre todo, a las sensaciones de George en los primeros partidos de estos playoffs ante unos Blazers que no tendrán a Jusuf Nurkic, una baja crucial que merma muchísimo a los de Oregón.

BLAKE GRIFFIN (PISTONS): La rodilla izquierda le dejó fuera de cuatro de los siete últimos partidos de la Regular Season, mientras su equipo sacaba con apuros el billete para los playoffs. Ahora nadie da muchas opciones a los Pistons ante los Bucks pero estas se reducirían prácticamente a la nada con un Griffin ausente o mermado. Promedia 24,5 puntos, 7,4 rebotes y 5,4 asistencias y es el jugador que cambia totalmente (para bien) a los de Dwane Casey.

RICKY RUBIO (JAZZ): El año pasado Ricky se lesionó en el último partido de la serie ante los Thunder y no pudo jugar ni un minuto contra los Rockets, de nuevo el rival (ahora en primera ronda) de los de Salt Lake City. El base español lleva tres partidos fuera por un problema muscular y hay optimismo en cuanto a su disponibilidad para el arranque de la que para muchos es la eliminatoria estrella de la primera ronda. Los Jazz tienen más dudas en la enfermería: Kyle Korver arrastra molestias de rodilla y tampoco se sabe si jugará y Dante Exum está en principio descartado para los primeros partidos tras una intervención, también en una rodilla, el 27 de marzo. Derrick Favors, que acabó la temporada con problemas en la espalda en principio sí estará a disposición de Quin Snyder, que necesita desde luego todo su arsenal para plantar cara a los temibles Rockets.