Modric tranquiliza: «Tengo un golpe, pero no es grave»

14 octubre, 2019 · Archivado en Accidentes, Accidentes deportivos, Bale, Deportes, Equipos, Futbol, Lesiones deportivas, Luka Modric, Real Madrid, Sucesos, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en Modric tranquiliza: «Tengo un golpe, pero no es grave» 

Luka Modric habló tras la conclusión del encuentro que su selección, Croacia, disputó ante Gales en Cardiff. En el mismo, en los últimos instantes del encuentro, el centrocampista del Real Madrid se vio obligado a retirarse del terreno de juego al sufrir un fuerte golpe con el jugador galés Wilson, provocando cierto temor en el sector madridista. El capitán de los ajedrezados explicó su situación: “Tengo un golpe en el músculo, que duele un poco y la hinchazón es grande, pero creo que no es grave y que estaré bien en unos días. Es una lesión que el doctor Jankovic (el médico de la selección croata) dijo que era desagradable, pero que no debería ser larga. E inmediatamente lo comunicó a los médicos del Real”. Preguntado por cómo caería esta nueva lesión en el conjunto blanco, Modric fue explícito: “Creo que el Madrid no dirá nada, porque es una pequeña lesión que creo que no me apartará fuera del terreno de juego durante mucho tiempo”. Su seleccionador, Zlatko Dalic, mantuvo la misma sintonía: “Ciertamente necesitará un descanso de dos o tres días, pero luego debería estar bien”.

Modric ya cayó lesionado en el anterior parón de selecciones en septiembre. El jugador croata sufrió entonces una lesión muscular en el aductor de la pierna derecha en un encuentro ante Azerbayán, en la que marcó de penalti. El centrocampista se perdió los partidos ante Levante, PSG, Sevilla y Osasuna. Regresó en el derbi ante el Atlético de Madrid.

Por su parte, Gareth Bale sufrió un calambre y decidió seguir en el campo ya que su seleccionador Ryan Giggs ya había hecho los tres cambios. En principio, tampoco reviste gravedad, pero tanto el galés como el croata serán examinados a su vuelta, presumiblemente el martes 15. De todos modos, Zidane no arriesgará con ninguno de los dos con vistas al encuentro del sábado ante el Mallorca (21:00 horas.), pero sí espera que estén recuperados para los encuentros ante el Galatasaray de Champìons, y el Clásico ante el Barcelina, el próximo día 26.

Bale sólo deja chispazos en el empate insuficiente de Gales

10 octubre, 2019 · Archivado en Bale, Campeonato Europa, Competiciones, Deportes, Equipos, Eurocopa, Eurocopa 2020, Futbol, Real Madrid, Selección Fútbol Eslovaquia, Selección Fútbol Gales, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Bale sólo deja chispazos en el empate insuficiente de Gales 

Gales no pudo pasar del empate en Tsnava ante Eslovaquia y se complica seriamente sus opciones de estar en la Eurocopa 2020. Un Bale que apareció sólo a chispazos no supo darle a su país la reacción necesaria tras el empate de los eslovacos, que cedieron mucho terreno en el primer tiempo y tras el descanso despertaron, rozando el triunfo. La victoria de Croacia ante Hungría sostiene en cierto modo las opciones galesas, pero pasa a ser imperativo un triunfo en Cardiff ante Croacia el domingo para no ver cómo la clasificación se escapa del todo.

Giggs optó por colocar a Bale por la banda derecha, constriñéndole a esa área y dando la punta de ataque a Kieffer Moore, que disputa la Segunda inglesa con el Wigan. El ariete respondió dejando buenos desmarques, una brecha que no le impidió jugar los 90 minutos y el gol galés, de estupendo cabezazo tras un centro medido de Daniel James. El extremo del Manchester United fue irregular, pero brillante en la conducción, generando peligro cada vez que encaró.

Lo de Bale fue guadianesco, como es él en general. Antes del gol de Moore, rozó ser el autor del 1-0 con un cabezazo a la media vuelta que salió repelido por el larguero. De la excitación que generó en Gales esa acción nació el primer gol, medio minuto después, pero el resto del choque del madridista se redujo a un par de zurdazos potentes, pero centrados, y a rozar la segunda amarilla en los minutos finales. El árbitro español Del Cerro Grande fue benévolo con él, pese a las quejas de los eslovacos.

Ante la ausencia del juventino Ramsay (con un problema en la ingle; volverá para el partido ante Croacia del domingo), Giggs sostuvo el mediocampo con Allen, Ampadu y el incombustible Williams. El plan funcionó hasta que Kucka cazó el empate con un voleón en la frontal del área; a Giggs le entraron los nervios y retiró a Ampadu, defensa natural, para dar entrada a Morrell, mediocentro puro pero de corte menor (juega en el Lincoln City de la tercera inglesa). Eslovaquia tomó el mando y acumuló ocasiones, con el propio Kucka y Rusnak al frente de las operaciones.

Hennessey salvó el punto con una mano de reflejos puros y con todo Rodon y James tuvieron el triunfo en los momentos finales; al primero se le fue su chilena a centímetros del palo y al segundo se le hizo bola remachar una contra en el último suspiro. Gales queda en tierra de nadie (cuarta en el Grupo E, con siete puntos) y necesita rozar el pleno en los tres partidos que le quedan si quiere repetir Eurocopa tras su gran participación de 2016: llegó de tapadillo y alcanzó las semifinales, dejando en el camino a la todopoderosa Bélgica.

Bale quiere salir en verano

7 octubre, 2019 · Archivado en Bale, Deportes, Equipos, Futbol, Jonathan Barnett, Real Madrid, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en Bale quiere salir en verano 

Gareth Bale se ha hartado. Ya no puede más con su situación en el Real Madrid. En un momento en que empezaba a destacar, sabiendo que a medida que jugaba más y más partidos su estado de forma se afinaría... de repente vio el partido ante el Brujas en la grada. Nadie sabe bien por qué, no tenía nada, no se sentía cansado, no necesitaba reparar fuerzas. Sin explicación ninguna, regresó al equipo titular ante el Granada. No parece que sea la mejor manera de sacarle jugo a un futbolista que necesita sentirse importante. Y así es como ve lo que está sucediendo el jugador galés.

En realidad está con rabia, confuso. Y viene de atrás. En los últimos meses de la primera era Zidane, no contaba para el entrenador. A su vuelta, Zizou decidió que no le quería sin que nadie le haya ofrecido un razonamiento claro. Desde el club se le dijo que Zidane, con quien tiene una relación puramente profesional pero que nunca pasa por la empatía hacia el pupilo, había tomado una decisión inequívoca y que pasaba por su marcha.

Barnett, manos a la obra. Su agente Jonathan Barnett se puso a buscarle equipo aunque Bale prefería, por delante de cualquier otra posibilidad, quedarse en el Madrid. Lo que el galés no acaba de entender es por qué se le abrieron las puertas para después no dejarle marchar. El club accedió a no cobrar traspaso del Jiangsu Suning chino, pero en última instancia la entidad se echó atrás porque creyó que otro club chino estaba dispuesto a pagar un gran traspaso por James, un rumor que acabó por ser falso. Y eso fue lo que truncó la operación.

A diferencia de otros años, Bale tampoco se siente respaldado por el club. En el pasado la institución apoyó a otras estrellas, en especial a Cristiano Ronaldo, incluso publicando un comunicado mostrando amparo ante los problemas con Hacienda, un conflicto que sin embargo acabó con una multa considerable que debió pagar el portugués. El club ha dejado de ofrecer una barrera de protección o así lo siente el futbolista galés.

Gareth Bale ha jugado bien estas últimas semanas en parte porque está enfadado, como respuesta a la distancia y frialdad con la que le trata el entrenador, igual por fin rebelado ante su situación. Se dice que le gusta más el golf que el fútbol y es verdad que no vive la profesión con la intensidad de otros, ni dentro ni fuera del rectángulo de juego. Pero Bale entiende que ofrece un rendimiento bueno, que no merece el trato que se le está dispensando. Sólo pide minutos para poder dar su mejor versión y para poder ofrecer goles al equipo, una de sus carencias. Dejarlo fuera del partido ante el Brujas es de difícil compresión y ha sido la gota que ha colmado el vaso. Por primera vez desde que llegara al Madrid en el verano del 2013, el galés quiere marcharse del club.

Siente que no es justo lo que se está haciendo con él. No lo puede describir de otra manera. Para que el lector entienda mejor lo que le está ocurriendo, imaginen por un momento que estamos hablando de otro futbolista que ha ganado cuatro Champions, que ha marcado tres goles en dos finales europeas (uno de ellos de los mejores de la historia en una final de Champions) y un penalti en una tanda ganadora, que goleó también en la Copa del Rey que se ganó en el 2014, campeón de Liga, poseedor de tres Mundiales de Clubes y tres Supecopas europeas. Estamos hablado de una leyenda del club aunque la grada no lo sienta muy cercano. Vuelvan a leer su currículum. Piensen por un segundo que se trata, por ejemplo, de Kroos, Modric o de Carvajal, apreciados por la afición, con buena relación con los medios. Si se les hubiera tratado así, quizá estaríamos escuchando y leyendo cosas diferentes.

Bale vive en su mundo, alejado de los micrófonos, no se le conoce. Y es un objetivo fácil: extranjero y distante. Es cierto que su agente Jonathan Barnett, que ha tenido que hablar en su nombre y eso tampoco ha ayudado, pone el listón muy alto cada vez que dice que es el mejor del mundo, o que lo puede ser. Pero ningún análisis objetivo puede ignorar que ha sido, cuando ha estado bien de cuerpo y de cabeza, un jugador muy importante en la historia reciente del Madrid. ¿De verdad no puede añadir calidad en este equipo con tantos altibajos? ¿Por qué hay ese interés por reducir su presencia y su importancia? ¿Por qué no aprovechar lo que puede ofrecer?

Reguilón y la ley de Murphy…

4 octubre, 2019 · Archivado en Bale, Deportes, Éder Militao, Equipos, Florentino Pérez, Futbol, Granada CF, Iker Casillas, Keylor Navas, Marcelo, Mendy, Nacho, Opinión, Real Madrid, Reguilón, Robert Lewandowski, Thibaut Courtois · Comentarios desactivados en Reguilón y la ley de Murphy… 

El premio y sus secuelas. Justo en vísperas del partido en el que todos los laterales zurdos del Real Madrid, o sea Marcelo, Mendy y Nacho están en el dique seco, Sergio Reguilón es convocado por primera vez por la Selección. Sin duda, un justo reconocimiento a su enorme inicio de temporada con el Sevilla de Lopetegui. Para el Madrid es la ley de Murphy en toda su extensión. La frivolidad de fichar a Mendy teniendo a este buen canterano en la plantilla hay que ponérsela en el debe a Zinedine Zidane. Dicho esto, convendría que Reguilón siguiese con los pies en el suelo. Después de su paso por el equipo nacional, otros dos zurdos como Mario Hermoso o Brais Méndez parecieron olvidarse de que la meta no es llegar sino mantenerse.

La solución Militao. De los que quedan, el único jugador dotado para ejercer de lateral de manera natural sería Gareth Bale, pero para eso habría que tener la complicidad del galés o muy trabajada la defensa con tres centrales. Militao se antoja como la solución de urgencia en ese flanco para esta tarde. Más le vale ponerse las pilas al Madrid, porque a pesar de la diferencia de presupuesto y de calidad, el Granada de Diego Martínez es un equipo trabajadísimo, que juega directo, experto en ganar segundas jugadas y muchos duelos. Si es segundo no es por casualidad.

El debate de la portería. No sé si a Courtois le duele más el estómago o los pitos. No caer de pie en el Bernabéu es deporte de riesgo, especialmente en un Madrid ciclotímico, que igual se mata a trabajar tres partidos como se declara en huelga al siguiente. La sombra de Keylor es alargada y la de Casillas, con sus milagros, aún más. Courtois es mucho mejor que Areola, pero parece que al francés le pesa menos la camiseta.

Catorce goles como el Madrid. Parece que el debate en la casa blanca sólo tiene que ver con el hambre o la intensidad de los futbolistas, pero cabría preguntarse si la falta de gol, al menos desde la salida de Cristiano Ronaldo, no explica mejor por qué se le ven tanto las costuras a este Real Madrid. Leo en BeSoccer que Robert Lewandowski ha marcado 246 goles en los últimos 5 años; 158 en los últimos 3; 54 en los últimos 365 días y 14 en lo que va de temporada que son los mismos que lleva todo el Real Madrid. Igual que los jugadores no deberían perder su voracidad para competir, Florentino Pérez tampoco debería hacerlo para fichar a los mejores. "Es que el Bayern no lo vende"… A Figo tampoco lo vendían.

João Félix y Hazard faltaron a la cita

28 septiembre, 2019 · Archivado en Álvaro Morata, Atlético Madrid, Bale, Diego Costa, Fabio Capello, FC Barcelona, Getafe CF, Hazard, Jan Oblak, Joao Felix, Karim Benzema, Kieran Trippier, Real Madrid, Sergio Ramos, Thibaut Courtois, Thomas Teye Partey, Toni Kroos · Comentarios desactivados en João Félix y Hazard faltaron a la cita 

Capello me dijo una vez que él esperaba de sus porteros una sola parada: la parada del partido. Viendo la que ayer le hizo Oblak a Benzema se entiende bien aquello. Fue la parada del partido, en la que se esfumó el único momento de verdadero peligro que tuvo el derbi. Un derbi apretado, en el que el Atlético jugó como suele y el Madrid con unas precauciones que no suelen estar en sus prioridades. Atacó con poco gente, no soltó apenas a los laterales y se aplicó sobre todo a garantizar el cero por tercer partido consecutivo en su portería. Courtois sólo tuvo que intervenir con riesgo en un centro de Trippier.

Mandaron las precauciones, en fin. Y en días así, los goles sólo llegan cuando alguien se saca un conejo de la chistera. En el campo había jugadores a los que se les conocen aptitudes para ello y las miradas recaían en João Félix y Hazard, los chicos nuevos, los más esperados en este partido. No comparecieron. João Félix tuvo una escapada en la que cruzó demasiado el balón. Hazard, ni eso. Los dos fueron sustituidos. Otras bazas de ataque tampoco aparecieron, salvo Benzema con ese cabezazo que paró Oblak. Diego Costa peleó sin descanso, pero de peligro, nada. Hizo extrañar mucho a Morata, mucho mejor ante defensas cerradas.

En un partido así, tan para bregadores, Thomas dio un curso. Quitó, armó, lanzó, alimentó al ataque. Un partido redondo de un jugador que está cuajando en algo muy serio. Kroos fue a más y hasta soltó dos disparos desde fuera que también se quedó Oblak. Bale hizo una buena primera parte, pero fue a menos. Trippier escapó mucho por su banda, pero escogió mal los centros. Fueron las pocas cosas que dejó este derbi sin goles que en realidad lo ganó el Barça, vencedor en Getafe y regresado a casa con siete puntos, los tres suyos y los cuatro que se dejaron los contendientes madrileños. Con razón a Ramos le supo a poco el empate.

Página Siguiente »