El madridismo, decepcionado: «En partidos así se pierden las Ligas»

La afición del Real Madrid opinó tras el tropiezo ante el Celta. Mostró su decepción, señaló de nuevo a Bale, habló de la vuelta de Hazard y hasta de la sanción al City.

La alineación optimista de Zidane

La alegría madridista por la conquista de la Copa de Baloncesto se enfrió después en el Bernabéu, de donde volaron dos puntos de forma imprevista. Desde la alineación, a Zidane se le veía confiado en que el partido saldría adelante con facilidad, porque la hizo pensando ya en el City. Hazard de salida, y también Bale, en el que sigue insistiendo porque le considera un jugador de alto nivel para los grandes desafíos europeos y quiere integrarle. Eso suponía colocar al equipo en 4-3-3, su modelo audaz. También dio plaza de salida a Marcelo, fuerte en ataque, no tanto en defensa. Era, en definitiva, una alineación optimista.

Pero el Celta no estaba por la labor de ser cordero sacrificial y se adelantó pronto, con un pase luminoso de Iago Aspas a Smolov, que marcó bien. Un gran gol, aprovechando un desajuste en la defensa blanca. A partir de ahí, Aspas se metió en la media, el Celta se colocó en 5-4-1 y a esperar. El Madrid manejaba el juego, pero le costaba entrar. Hazard y Marcelo combinaban bien por su lado, al que se recostaba Benzema, pero les faltaba un punto de ajuste fino. Al otro lado, Bale ganduleaba, se quitaba el balón con centros cómodos o algún disparo lejano. Rozando el descanso, Courtois evitó el 0-2 con un paradón a cabezazo de Aidoo.

Del descanso volvió el Madrid con más brío en sus acciones, y dio vuelta al marcador pronto, primero con gol de Kroos, en jugada Benzema-Marcelo, y luego por un penalti que le regaló Rubén a Hazard. Lo transformó Sergio Ramos, que lleva 19 seguidos sin fallo. Se fueron Hazard y Bale (que sólo se dejó notar por una patada por detrás a Rafinha que mereció expulsión) y el Madrid, enfermo de confianza prematura, acabó atacando con Vinicius por la derecha, donde no es el mismo, y Marcelo por la izquierda. En eso, pase luminoso de Denis Suárez a Santi Mina y 2-2. Luego, diez minutos de malón inútil hasta que llegaron los tres pitidos finales.

Murillo: «Bale se olvida del balón, puede lesionar a Rafinha»

16 febrero, 2020 · Archivado en Bale, Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Jeison Murillo, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Rafinha, Real Madrid · Comentarios desactivados en Murillo: «Bale se olvida del balón, puede lesionar a Rafinha» 

¿Cómo vio a la afición en el Bernabéu?

 Aprovecho para felicitar a la afición, sabemos lo importantes que son. Todos saben que estos partidos son a vida o muerte. Les deseo suerte a ambos, aunque tengo un lindo recuerdo de mi paso por el Barcelona. Que gane el mejor.

¿Cómo ve a James?

Es mi amigo, lo conozco desde pequeño. Pero en temas personales no me meto, siempre le deseo lo mejor.

¿Y la entrada de Bale a Rafinha?

Bale se olvida completamente de la pelota, lo agarra por detrás, con opción de lesionarlo claramente. Por suerte, Rafa está bien.

¿Debió ver la roja?

Es una jugada discutible, se olvida totalmente de la pelota, puede lesionarlo. Decide el árbitro. Así se vio en el campo.

¿Cree que por ser el Bernabéu no fue expulsado?

En eso no puedo juzgar, el árbitro decide. Nosotros jugamos. Esas decisiones no son nuestras.

¿Qué tal con Óscar?

Es un técnico que tiene las cosas claras, trata de dar lo mejor de sí, hablando, apoyando. Tácticamente trata de que el equipo agarre bien la idea.

El Madrid prepara el duelo ante el Celta con Hazard a tope

15 febrero, 2020 · Archivado en Bale, Comunidad de Madrid, Deportes, Equipos, España, Futbol, Hazard, Madrid, Real Madrid, Valdebebas, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en El Madrid prepara el duelo ante el Celta con Hazard a tope 
El Real Madrid preparó el partido ante el Celta con Hazard ya a tope. Bale apareció con una venda en la mano debido a un esguince en un meñique.

Los arbitrajes cobardicas

De cuando en cuando, el muy bienintencionado Velasco Carballo hace una aparición optimista para alabar el funcionamiento del VAR y encomiar la calidad de nuestros árbitros. Cada poco vienen realidades que le dejan en evidencia. El domingo, sin ir más lejos. Los dos grandes partidos del día, el de Pamplona y el de Sevilla, nos dejaron sendas muestras de arbitraje cobardica, agravado por la incomparecencia del VAR. Hace tiempo que Iturralde advierte de que los árbitros se dejan ir, evitando problemas, recostándose en el VAR, pero el socorro no siempre llega. Y cuando eso pasa la frustración del aficionado es mayor.

En El Sadar, Gil Manzano se tragó una entrada tremenda de Sergio Ramos a Rubén García. Supongamos que le pilló estornudando, por decir algo. Pero, ¿y Cordero Vega, el del VAR? Ponseti se preguntó si estaría viendo el Seis Naciones. Yo pensé que uno de los beneficios del VAR sería acabar con esas entradas desaprensivas, pero no es así. En el descanso lo vería, porque les mandan las imágenes, lo que me parece un error. Y se notó. Algo le rebulló en el interior y compensó en el penalti a Modric y en la entrada de Nacho Vidal a Valverde. Para coronar la tarde, se dejó chotear por Bale cuando le pidió evacuar por el camino más corto.

Ése al que piruleó Bale está considerado como el mejor árbitro por el Comité. El del Betis-Barça, Sánchez Martínez, también élite, arbitró con una reverencia al Barça, especialmente visible con las tarjetas, que soliviantó al público local. El culmen fue la no segunda tarjeta a Sergi Roberto en una entrada de lo más estrepitosa. Debió echar a Lenglet en el penalti, según norma reciente. Ni ahí ni el empujón de Lenglet a Bartra en el 2-2 le socorrió Del Cerro Grande desde el VAR. A cambio, ya con el 2-3, mandó al limbo un penalti claro de Bartra a Messi, por agarrón reiterado. En los dos partidos lo peor con mucho fue el arbitraje.

Página Siguiente »