La Supercopa en Arabia Saudí

De repente, veo al Gobierno poner objeciones a la Supercopa en Arabia Saudí, proyecto estrella de Rubiales. Lo anunció la ministra Celaá, lo ratificó la secretaria de Estado, María José Rienda. Las objeciones tienen una base sólida: el trato que aquella sociedad da a las mujeres es indigno. Eso es cierto. Tan cierto como que España tiene embajador en aquel país con el que el Rey Emérito ha tenido lazos de amistad, que Don Felipe VI lo visitó no hace mucho y que mantenemos excelentes relaciones comerciales, entre ellas la construcción del AVE a La Meca en la que participó un fuerte consorcio de constructoras españolas.

La idea de Rubiales es convertir la Supercopa, un torneo menor perdido entre giras y amistosos de agosto, en un acontecimiento global que reúna a campeones y subcampeones de Liga y Copa. Dos semifinales y una final tras el parón navideño. Una forma de extender la imagen del fútbol español al mundo y de obtener mejores ingresos para nuestros clubes. Me parece buena idea. Escogió en principio Arabia Saudí porque fue la mejor oferta. Ahora encuentra los reproches que no ha encontrado nadie antes. El fútbol, con todo su poder, no se libra de ser mirado como sospechoso a la menor ocasión.

Por supuesto, encuentro detestable la posición de la mujer en la sociedad saudí, pero soy un convencido de que el deporte, sean unos JJ OO en China, un Mundial en Qatar o una modesta Supercopa española en Arabia Saudí, no produce más que buenos contagios. Muestra en los lugares que visita que hay otras formas de vivir y estimula un cambio positivo. El fútbol es el más popular de los deportes, y lo que tiene España en cuanto a clubes está entre lo mejor de lo mejor. Esa embajada futbolística mostrará a los y las saudíes las ventajas de un mundo distinto a aquél (menos distinto hace cincuenta años, si recordamos) y eso es muy deseable.

Miranda de Ebro: histórico enclave ferroviario y una peña llamada ‘Hala Madrid’

28 febrero, 2019 · Archivado en Afición deportiva, AVE, Bilbao, Bizkaia, Castilla y León, Empresas transporte, Equipos, Futbol, Gipuzkoa, Irún, Madrid, Miranda de Ebro, Pablo Infante, País Vasco, Peñas deportivas, Peñas madridistas, Provincia Burgos, Racing de Santander, RCD Espanyol, Real Madrid, Renfe, Tomás Roncero, Tren alta velocidad, Trenes · Comentarios desactivados en Miranda de Ebro: histórico enclave ferroviario y una peña llamada ‘Hala Madrid’ 

No es pueblo, es ciudad. Miranda de Ebro y su gente es lo primero que te dejan claro nada más poner el pie en sus modernizadas calles. “Roncero, Miranda es ciudad, no es pueblo”. Lo confirma su población actual (35.477 habitantes censados) y una infraestructura industrial que ha logrado en los tres últimos años, gracias a un ambicioso plan llamado ‘Miranda Empresas’, reducir el paro en un 28%. La ubicación geográfica de Miranda de Ebro lo convierte en un punto de paso estratégico. Está en la provincia de Burgos (la capital queda a 84 kilómetros), pero se ubica casi en la frontera con Álava (Vitoria se encuentra a sólo 37), a 83 de Bilbao y a 66 de Logroño. Ello explica que haya sido desde hace más de siglo y medio un nudo ferroviario estratégico. El tren llegó en 1862, al confluir las líneas Madrid-Irún y Castejón-Bilbao. La revolución industrial hizo crecer a Miranda tanto que en 1907 el Rey Alfonso XIII les concedió el título de ciudad. A partir de 2023 se espera que del Alvia actual se pase a la llegada del AVE al País Vasco. En sólo dos horas se llegaría desde Madrid. El nombre de Miranda viene del latín y significa “la que hay que admirar”. Háganlo, amigos.

El Mirandés. El orgullo de la ciudad. Fundado en 1927, ha competido cinco veces en Segunda (la última vez en la temporada 2016-17). Juega sus partidos en Anduva, que tocó su techo histórico en 2012 al lograr meterse en las semifinales de la Copa. La marea rojilla no olvidará nunca aquellas eliminatorias triunfales ante Villarreal, Racing y Espanyol. Y Pablo Infante fue el pichichi del torneo con 7 goles. Imposible olvidarlo. Ahora marchan segundos en su grupo de Segunda B. El ascenso es el sueño, para orgullo de mirandeses ilustres como son los periodistas Pedro García Cuartango y Ernesto Sáenz de Buruaga, así como la soprano María Lasarte.

La peña. Se inauguró el 19 de febrero de 1982, fecha en la que el Madrid ha ganado dos derbis al Atleti (en 1928, 0-1, y en 1994, 1-0). En una ciudad con mucha afición al Athletic de Bilbao y al ‘Glorioso’ Alavés, los merengues mirandeses decidieron unir sus fuerzas y qué mejor manera que formando una peña bautizada como su himno histórico: ‘Hala Madrid’. Pablo Cuevas es el actual presidente y todos echan en falta ahora a Pepe Encinas, fallecido hace poco. Se le recordó el viernes pasado, en la cena por el 37º aniversario. La alcaldesa Aitana, presente. También Herrero, titular con el histórico Castilla que jugó la final de Copa de 1980. Y Toñín ‘El Torero’, nombrado socio de honor. Olé.