Alirón de Rubiales y enfado de Tebas

12 agosto, 2019 · Archivado en AFE, Ángel María Villar, Antena 3, Federación española, Javier Tebas, La Liga, Luis Rubiales, RFEF · Comentarios desactivados en Alirón de Rubiales y enfado de Tebas 

La intervención salomónica del juez Andrés Sánchez Magro fue saludada con un alirón excesivo por Rubiales y anatematizada por Tebas y los clubes, que recurren. Recordemos: Rubiales pretendió eliminar los partidos de viernes y lunes. Tebas solicitó una cautelar. Ésta respeta los viernes, pero cierra los lunes. Una cautelar, insisto, mientras se estudia el fondo del asunto, y que deja la cosa a medias y recomienda que se pongan de acuerdo, lo que desea todo el mundo. Pero Rubiales se apresuró a proclamarse vencedor moral y Tebas le ha colocado ese laurel con su reacción negativa, argumentando el daño económico.

El tema da para un debate casi teológico: ¿qué es jornada? Rubiales admite que
LaLiga puede colocar los horarios dentro de la misma, pero que ésta se limita a sábado y domingo. ¿Es así? La jornada empezó por ser sólo el domingo y se acudió a los sábados ya en los últimos cincuenta, por los partidos europeos, pero hay lunes desde hace veinte años, cuando la primera guerra del fútbol y el partido de Antena 3. Más recientemente se ocuparon también los viernes, para aislar otro partido para televisión. Y de cuando en cuando hay jornada martes, miércoles y jueves, porque si no faltarían fechas para el campeonato.

A la vista de esto, ¿qué es jornada? ¿Quién lo puede aseverar? Se trata, otra vez, de ver quién mea más largo. Tebas se acostumbró a vivir sin presidente de Federación, neutralizando a Villar con una compensación económica. Rubiales llegó con ímpetu. Venía ya caliente con Tebas desde que presidió la AFE y no se conforma con lo que encontró, o no al menos por ese dinero. Pero Tebas le ningunea y él salta por donde se le ocurre. Esto sería cuestión de dinero, y dinero hay, de no ser por el choque de egos entre estos Ambrosio y Teodosio que nos ha tocado sufrir, que tienen amargadas a las muchas buenas gentes que trabajan por el fútbol.