Nueve ciudades españolas sufren peligrosos rebrotes: cuidado con reuniones y fiestas

Hasta 9 rebrotes se han registrado en España en los últimos días. Debido a las medidas de relajación por la desescalada, algunos territorios están notificando repuntes en sus cifras de contagiados, lo que ha hecho saltar las alarmas e incluso estas localidades podrían retroceder de fase.

Estas son las 9 ciudades en España con rebrote de coronavirus:

Lleida

La ciudad catalana ha registrado 187 casos nuevos y ocho ingresados en la UCI. Uno de los principales focos fue en una fiesta de cumpleaños. A ella acudieron 20 personas y la consecuencia fue que todas se contagiaron a causa de la COVID-19.

El otro caso conocido ocurrió en un matadero. Debido a esto, la región no fue propuesta para avanzar a la fase 2 y se decidió su permanencia durante una semana más en la primera etapa.

Totana

En esta localidad murciana se ha experimentado un aumento de casos principalmente debido a seis jornaleros agrícolas que dieron positivo. Desde que comenzó la pandemia, apenas se habían registrado 25 casos, pero con estos seis nuevos, se ha puesto a 45 personas en cuarentena y se pospuso su avance a la fase 2.

Ceuta

Se trata de uno de los repuntes más importantes en nuestro país. La ciudad autónoma cuantificó en 22 los casos activos y en 271 las personas en aislamiento domiciliario. Por eso, recibió la advertencia por parte de Salvador Illa sobre un posible retroceso a la fase 0.

Javier Guerrero, consejero de Sanidad ceutí, tras observar comportamientos irresponsables, aseguró que "vamos a empezar a denunciar por atentados contra la salud pública". Hoy también se ha conocido que los mandatarios han decidido precintar las playas para evitar que aumente el número de contagiados.

Leganés

Esta zona de Madrid, concretamente en el área de Huerta de los Frailes, ha detectado 54 de los últimos 59 casos notificados en el municipio. Esta zona es donde se concentran la mayoría de residencias de mayores de la localidad, aunque desde la capital española no se ha querido personalizar en ese aspecto.

Gijón

La residencia El Carmen de la ciudad asturiana ha registrado 19 nuevos positivos: de ellos, 15 son de residentes, mientras que 4 son del personal sanitario de la misma. El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha tomado la decisión de intervenir esta residencia para realizar un control epidemiológico estricto.

Córdoba

Sin duda, el caso más llamativo al haber estado implicado un miembro de la realeza belga. Debido a una fiesta de la alta sociedad en la ciudad andaluza, 27 personas han sido contagiadas. El resultado ha sido una denuncia de la Junta de Andalucía ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba.

Tenerife

En Tenerife se han registrado nueve casos en una semana, con la curiosidad de que todos han sido de la misma familia. Con motivo de una reunión, una persona asintomática contagió al resto y actualmente existen otros 30 casos sospechosos de infección.

Cuenca

Salvador Illa, ministro de Sanidad, habló en su última comparecencia de un pequeño rebrote surgido en Cuenca, aunque no quiso dar más detalles al respecto sobre dónde podría estar el origen. La ciudad castellano-manchega se encuentra ya en la fase 2, y pese a este repunte, no parece peligrar con un posible retroceso.

Badajoz

De nuevo, una fiesta de cumpleaños fue la causante de este repunte. 18 personas se encuentran en aislamiento tras asistir a la misma, en la que estuvo presente un contagiado. José María Vergeles, consejero de Sanidad Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, se mostró esperanzado: "Espero que el repunte no se convierta en brote".

La Junta de Andalucía, para ir a la playa: duchado, máximo 4 horas

19 mayo, 2020 · Archivado en Andalucía, Biología, Ciencia, Ciencias naturales, Coronavirus, Coronavirus Covid-19, Enfermedades, Enfermedades infecciosas, Epidemia, Espacios naturales, España, Medicina, Medio ambiente, Microbiología, Pandemia, Playas, Salud, Virología · Comentarios desactivados en La Junta de Andalucía, para ir a la playa: duchado, máximo 4 horas 

La Junta de Andalucía ha ido avanzando el plan de desescalada de la comunidad autónoma para poder comenzar a reabrir el baño para la población mientras se avanza en un 'regreso a la normalidad' paso a paso. Mientras aumentan las temperaturas, se perfilan los detalles sobre cómo será el regreso de los andaluces a sus playas.  

La fase 2 marcará el inicio del baño en el mar respetando siempre las medidas de distanciamiento social e higiene de manos. Hay que tener en cuenta que Sevilla, Cádiz, Huelva, Córdoba, Jaén y Almería llevan más de una semana en la fase 1 de la desescalada, con Cádiz, Huelva y Almería con territorio costeroMálaga y Granada tardaron una semana más, pero ya se encuentran en esa fase 1 con las miras puestas en la segunda. 

Las estimaciones indican que Sevilla, Cádiz, Córdoba, Jaén, Almería y Huelva podrían estar ya el próximo 25 de mayo en fase 2. Málaga y Granada, el 1 de junio. Por lo tanto gaditanos, onubenses y almerienses podrían comenzar a visitar desde ese mismo día 25 las playas. No así sevillanos, cordobeses y jienenses, ya que no está permitida la movilidad interprovincial hasta alcanzar la cuarta fase. 

Ir duchados y no más de cuatro horas

Las recomendaciones para acudir a la playa con seguridad recogidas en un Boletín Oficial de la Junta de Andalucía extraordinario pasan por no mantenerse más de cuatro horas en horario de mañana o tarde para evitar aglomeraciones, así como ducharse antes de ir a ellas y al llegar a casa de las mismas.

La Junta cede las competencias a los ayuntamientos para "establecer el máximo aforo permitido en las playas de su municipio de acuerdo a las disposiciones que se vayan dictando por la autoridad sanitaria competente". Además, "en las zonas de estancia de las personas usuarias debe haber una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre ellas mediante señales en el suelo limitando los espacios". También se recomienda que todos los objetos personales, como toallas, permanezcan dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de las personas usuaria.

Deporte individual sin contacto

Sobre la práctica deportiva, se permite tanto profesionalmente como de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes. Otro punto hace referencia a que "las entidades locales deberían delimitar en el plan de contingencia un horario de apertura y cierre de las playas, de tal forma que su horario permitiese realizar las labores de limpieza y desinfección que, en todo caso, debería ser una actividad previa al inicio de la apertura y posterior tras el cierre de la zona de baño".

También "es recomendable regular el acceso ordenado y escalonado a los aparcamientos cercanos a las playas evitando aglomeraciones que no permitan mantener la distancia social. Los niños menores de 14 años estén siempre acompañados por una persona adulta". Mientras, los aseos y vestuarios sólo se utilizarán si son estrictamente necesarios y deberán estar equipados de material desinfectante, además de estar ventilados.

Por último, también está señalado que las hamacas y sombrillas en la playa deberán mantener una distancia de seguridad y no se recomienda el uso de colchones o colchonetas. Se pide una distancia de seguridad entre el grupo de personas máximo permitido por la autoridad sanitaria que se hayan trasladado a la playa utilizando el mismo transporte. La Voz de Almería ha recogido un decálogo de lo publicado por la Junta de Andalucía:

Decálogo para acudir a la playa en Andalucía

-Quédate en casa si tienes síntomas.

-Dúchate antes de ir a la playa y al llegar de la playa.

-Desplázate con seguridad a la playa. Sigue las normas y recomendaciones de las Autoridades en tu desplazamiento.

-Planifica tu visita a la playa adecuadamente, extremando las medidas higiénicas individuales (ropa y accesorios de baño limpios, utilizar una toalla por persona, mantener higiene de manos, evitar tocarse las manos, nariz y boca, no tragar agua).

-Mantén la distancia de seguridad para evitar contagios.

-No compartas objetos, como útiles de juego, con otras unidades de convivencia que estén en la playa.

-Intenta permanecer no más de 4 horas en la playa en horario de mañana o tarde para evitar aglomeraciones

-Usa bolsas para guardar los residuos sólidos, asegúrate de cerrarlas adecuadamente y deposítalas en las papeleras y contenedores de basura de la playa. No permitas que las basuras generen un serio peligro de contagio.

-Ten una actitud responsable colaborando con el cumplimiento de las medidas de protección adecuadas para cuidar tu salud. Obedece y respeta las indicaciones de los servicios de salvamento y socorrismo. No fuerces su intervención alejándote de la orilla. No te bañes en zonas prohibidas.

-Pon especial atención a los carteles informativos acerca del COVID-19.

El Nuevo Los Cármenes cumple 25 años desde su inauguración

16 mayo, 2020 · Archivado en Andalucía, Competiciones, Deportes, Equipos, España, Estadios fútbol, Futbol, Granada, Granada CF, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Los Cármenes, Organizaciones deportivas, Primera División · Comentarios desactivados en El Nuevo Los Cármenes cumple 25 años desde su inauguración 

El estadio Nuevo Los Cármenes cumple años. El coliseo rojiblanco abrió sus puertas por primera vez un 16 de mayo de 1995 con un amistoso en el que no participó el Granada. El Real Madrid y el Bayer Leverkusen estrenaron el estadio del barrio del Zaidín con victoria blanca gracias a un gol de Dubovsky en un conjunto madridista entrenador por Jorge Valdano y que esa temporada ganó el campeonato ligero. No fue hasta verano cuando el Granada pisó por primera vez la que hasta hoy es su casa y donde se han vivido momentos históricos como el regreso a Primera División en 2011 tras 26 años sin llegar a la máxima categoría.

Cuando Los Cármenes abrió sus puertas, el Granada estaba en Segunda B. Pasaron años de sinsabores con, incluso, la caída a Tercera. El estadio rojiblanco fue protagonista de excepción en los años más difíciles del club nazarí, pero también del resurgir del conjunto granadino en la década del 2010. Dos ascensos seguidos, de Segunda B a Segunda y de la categoría de Plata a Primera División cambiaron el rumbo del club que pasó de 2009 a 2011 del infierno al cielo del fútbol nacional. La última gran alegría vivida en el estadio rojiblanco fue el ascenso del curso pasado, a pesar de que la celebración tuvo que ser lejos del césped del Zaidín.

La Selección y otros eventos

El primer gol oficial que se marcó en el Nuevo Los Cármenes fue fue obra de Óscar en un España-Armenia en categoría sub-21, que terminó con la victoria española por 4 a 0. Los otros tres goles de España los anotaron Roberto, Morales y Raúl. El 25 de marzo de 2011, dentro de las actividades para conmemorar el milenio del Reino de Granada, la selección Absoluta, jugó un partido de clasificación para la Eurocopa 2012. España ganó 2-1, pero el duelo se recordará porque fue el partido centenario de Xavi. También será recordado porque Villa, con sus dos goles, superó a Raúl como máximo anotador de la Selección.

En total, España ha jugado en cuatro ocasiones este estadio nazarí: contra Chipre (6-0), Rusia (1-0), Bulgaria (1-0) y la República Checa (2-1). Aunque la Seleción ya había jugado en Granada en tres ocasiones más, aunque fue en el estadio antiguo. En 1997 la selección de Albania eligió este estadio para disputar sus partidos como "local" frente a Ucrania y Alemania, por el clima de guerra civil reinante en su propio territorio.

Un bar de Sevilla, desalojado tras no cumplir las distancias

11 mayo, 2020 · Archivado en Andalucía, Biología, Ciencia, Ciencias naturales, Coronavirus, Coronavirus Covid-19, Enfermedades, Enfermedades infecciosas, Epidemia, España, Medicina, Microbiología, Pandemia, Salud, Sevilla, Virología · Comentarios desactivados en Un bar de Sevilla, desalojado tras no cumplir las distancias 

El primer día de apertura de las terrazas de los bares situados en las comunidades autónomas que han avanzado a la fase 1 trajo consigo imágenes desagradables. La policía local de Sevilla tuvo que intervenir para desalojar un local situado en el barrio de Nervión donde no se respetaban las distancias mínimas de seguridad entre los clientes. 

Según explican medios locales, en la puerta del bar Jota había aproximadamente unas 30 personas, todas de pie y varias de ellas situadas en torno a mesas altas, pero sin respetar entre los clientes las distancias de seguridad mínimas establecidas por el Ministerio de Sanidad y donde muchas de ellas carecían de protección respiratoria. 

Además, la persona que regenta el establecimiento no llevaba a cabo ningún tipo de separación respecto a los clientes, ni usaba protección respiratoria ni guantes. La policía local sevillana también ha remarcado que carecía de un camarero que atendiese en las mesas y desinfectase cada una de ellas entre cliente y cliente y que había cuatro mesas altas teniendo tres veladores autorizados.

Capacidad máxima del 50%

Sevilla es una de las cinco provincias andaluzas que han pasado a la fase 1 desde hoy junto a Almería, Huelva, Cádiz, Córdoba y Jaen. La apertura de las terrazas de los bares debe funcionar mediante sus terrazas de veladores y con una capacidad máxima del 50%, con una distancia mínima de separación de dos metros entre cada velador.

Desde el bar Jota han señalado que "ante las informaciones falsas que están corriendo por redes sociales nos vemos obligados a explicar lo sucedido: Una vez abierto y sorprendido por la avalancha de clientes y tras la visita de la policía local, amablemente nos han sugerido algunos cambios como mantener más distanciamiento entre la clientela. Ante la imposibilidad de mantener la seguridad de nuestros clientes y teniendo en cuenta los cambios sugeridos, hemos decidido cerrar mientras ejecutamos dichas medidas. Esto es una situación nueva para todos y es cuestión de 'ensayo-error'".

La mayor pájara de tu vida: Quedarse vacío sobre la bici

22 abril, 2020 · Archivado en Andalucía, Ciclismo, Cicloturismo, Entrenamientos, Málaga · Comentarios desactivados en La mayor pájara de tu vida: Quedarse vacío sobre la bici 

Con el tiempo que llevamos aquí juntos, y todavía no habíamos hablado de un fenómeno tan ligado al ciclismo desde que existe. Las pájaras. El ciclista que no se haya agarrado una buena pájara ni es ciclista ni es ná. Por no ser, no es ni globero. Ahora que la posibilidad de que salgamos algún que otro rato a entrenar –antes de que los Zwift se pongan en huelga o algo por el estilo- va empezando a coger cuerpo, podemos hablar un poco de esta situación que se da en nuestro cuerpo cuando vamos en la bici y hacemos mal las cosas.

Veamos. Cuando hacemos ejercicio, obtenemos la energía de dos formas distintas –lo que se conoce como ‘rutas’: a través de las grasas o energía de combustión lenta, o bien a base de glucógeno, de combustión más rápida. Por tanto, a baja intensidad quemaremos más porcentaje graso y a mayor intensidad, más cantidad de glucógeno iremos consumiendo. Y a medida que pase el tiempo, aunque no nos ejercitemos a mucha intensidad también iremos gastando, poquito a poco, las reservas de glucógeno de nuestro cuerpo.

Por tanto, si no las reponemos durante el entrenamiento –o sea, si no comemos- puede llegar el momento en que nos quedemos vacíos. Y eso es, básicamente, lo que nos pasa cuando nos da una pájara. Al no tener ya reservas de las que consumir, el cuerpo empieza a rendir cada vez menos. Además, es bastante ‘dramático’, porque te vas quedando sin fuerzas hasta el punto de que sólo puedes pedalear. Y la velocidad ni siquiera puedes marcarla tú, sino la inclinación del terreno, el viento… el ciclista queda prácticamente a merced de los elementos. Además de esa sensación de vacío –que luego se transforma en un hambre feroz- y falta de fuerzas, el corazón se queda en un pulso determinado y ya no podemos ni subirlo. También puede haber sensación de escalofríos y un cierto mareo.

Todo esto, claro, se arregla comiendo. Pero si llegado el momento comes demasiado de golpe tampoco es que estés solucionando mucho ya que el proceso de digestión limitará aún más tus capacidades. Por eso es tan importante, en deportes de fondo como el ciclismo, ir comiendo de forma periódica. Barritas, algún que otro gel en una marcha, fruta… alimentos que nos aporten lo que vamos gastando y nos llenen de nuevo esas reservas para que el motor siga tirando.

La mayor pájara de mi vida

Por ilustraros con el ejemplo más cercano que tengo, os cuento la mayor pájara de mi vida. Yo estaba en mis últimas semanas de ciclismo de competición. Llevaba unos meses poco motivado, sin ganas de sufrir cuando las cosas se ponían feas. Ese día, os lo prometo, estaba concentrado en hacer un buen entrenamiento, una buena ruta para animarme. Salíamos desde Torre del Mar hacia Málaga, subiríamos a la Fuente de la Reina, bajaríamos por Comares –que tiene unos cuantos kilómetros de repecheo y falso llano antes del descenso definitivo- y volveríamos hasta casa ya por la carretera de Benamargosa. Unos 100 kilómetros y casi 1.500 de desnivel acumulado. Tenía 16 años.

Recuerdo que hacía aire, pero no un viento fuerte. Moderado y de cara, íbamos dándonos relevos y yo recuerdo que, con la rabieta que llevaba, siempre daba los más largos y ponía una marchita más cuando entraba. Total, que así llegamos a Málaga y nos metimos por una cuesta empinada que empecé muy fuerte sin saber dónde terminaba. Error. Me desfondé y me sacaron unos metros. Luego en el falso llano que te deja a los pies del Puerto del León los enganché y me recuperé más o menos rápido. O eso pensaba yo. Siguiente rampa, saliendo ya de Málaga hacia el puente que cruza por encima de la autovía y entra en la carretera de los Montes, que es la zona más dura del puerto. Empiezan los ataques entre los compañeros. Salgo al primero y llego. Salgo al segundo y apenas doy dos pedaladas de pie me tengo que sentar. Me empiezan a pasar los que se quedaron en el primer ataque.

El puerto es bonito a rabiar, porque se va dejando atrás Málaga y toda la costa mientras se gana altura en los montes. Pero no lo disfruté. En la cima me metieron un cuarto de hora, y el director se enfadó conmigo por ir tan mal. “Muy flojo, Víctor”, me dijo. “Voy muy mal, no tengo más”, le respondí, y me dijo que tenía cinco minutos para parar, beber, comerme la barrita y seguir. Total, que me la como y empezamos el descenso que en realidad no es un descenso. Al segundo repecho me vuelven a soltar. Otra vez las piernas no dan. No puedo ir más rápido aunque quiera, ni siquiera puedo esprintar. Uno de los mayores me espera un rato y me ofrece otra barrita. Casi me la como hasta con el papel.

La subida a Comares parecía el Mortirolo. Me recuerdo subiendo despacio y con la mirada en un punto fijo. “Estás amarillo”, me dijo el hombre que se quedó a esperarme. Creo que trataba de animarme. Luego, cuando ya terminó la bajada del puerto que la carretera era más llana y la teníamos más transitada, se fue por delante mientras yo seguía con mi procesión. Poco antes de entrar a Benamargosa, en una finca vallada que queda un poquito por debajo de la carretera vi un árbol con una rama cargada de nísperos que sobresalía de la verja hacia la cuneta. Me bajé de la bici y pelé la rama ‘enterica’, como decimos aquí. Seguía teniendo hambre. Recuerdo que, incluso en llano, iba a 21 kilómetros por hora. No podía ir a más. Tenía escalofríos y una sensación de mareo leve, como cuando te bajas de un barco. Llegué a Vélez y no había nadie en el lugar de reunión -luego me enteré de que me sacaron una hora y creyeron que habría ido directo a casa-. Paré en un kiosco y con el euro que tenía en el maillot me compré un ‘kit-kat’.

Al fin, llegué a casa. Recuerdo que mi cabeza me iba diciendo, pese al ‘kit-kat’, siempre la misma palabra. Hambre. Hambre. Comer. Solté la bici en el cuarto, me di una ducha y mi madre tenía preparados espagueti a la boloñesa solo que, al no tener carne picada, le puso salchichas en rodajas. ‘Limpié’ un plato del tirón. “Más”. Otro. “Más”. A las 4 y pico de la tarde y con tres platos de comida en el cuerpo, me acosté. No me levanté hasta la mañana siguiente, que tenía que volver a entrenar, pero mi padre ya estaba despierto. “Ayer llamó el dire pa preguntar por ti y le dijimos que estabas ‘seco’. Te ha dado descanso para hoy”.

Y esta, amigos y amigas, ha sido la mayor pájara de mi vida. Curiosamente, no recuerdo lo que desayuné aquel día. Era 2003 y no estábamos tan puestos en nutrición como ahora, por lo que tal vez todo partiera de que no empecé el día comiendo bien desde el principio. En fin, experiencias de las que se aprende. Como siempre os digo, aquí tenéis los comentarios por si queréis contar la vuestra y nos divertimos todos un rato. ¡A seguir bien!

Página Siguiente »