Pedraza será jugador del Betis

Alfonso Pedraza será nuevo jugador del Betis. El acuerdo está cerrado. Según pudo saber As, el internacional Sub-21 aterrizará este martes en Sevilla para pasar reconocimiento médico y estampar su firma en el contrato que le unirá con los verdiblancos. Será una cesión de un año con opción de compra a final de temporada.

La operación se ha cerrado en pocos días. El jugador tenía importantes ofertas de Inglaterra (el Aston Villa ha pujado fuerte por él), pero cuando conoció el interés de Rubi en incorporarle a su nuevo proyecto pidió a su gente de confianza que paralizase el resto de operaciones y que sólo escuchara a los verdiblancos. Finalmente se ha cumplido el deseo del jugador. Este martes a primera hora aterrizará en Sevilla, pasará los exámenes médicos y la idea es que este mismo jueves esté ya junto al resto de sus nuevos compañeros.

El verano de Pedraza ha sido intenso. Antes de la Eurocopa Sub-21 estuvo muy cerca de firmar por el Eintracht. Existió un acuerdo con los alemanes, pero faltó el entendimiento entre clubes. El Villarreal pedía 15 millones y el Eintracht no quiso llegar a esa cantidad. Después de proclamarse campeón de Europa con La Rojita ha recibido muchas ofertas, pero ninguna le ha atraído tanto como la de los verdiblancos.

El precio fijado en la opción de compra que se ha guardado el Betis para final de temporada oscilará entre los 10 y los 15 millones de euros, si se suman los pluses. Alfonso Pedraza empezó como extremo, pero en la última temporada ha jugado como lateral, una posición que presumiblemente ocupará en el Betis.

El invento de Abelardo es la baza del Villarreal para ganar

Si el Villarreal juega hoy como juega, con carrileros, y Pedraza está en la agenda de los grandes es, en parte, gracias a Abelardo (sigue el partido en directo en As.com). El técnico del Alavés, viendo los poderes del canterano el año de su cesión, se inventó para él una demarcación que le iba como anillo al dedo. En Vitoria hizo un surco en la izquierda y explotó. Por eso, Calleja reclamó su vuelta aunque ello costara las salidas de Cheryshev y Castillejo. Le probó de lateral y luego le dio el extremo, hasta que decidió responsabilizarle de toda la banda y no sólo de una parte. Acertó. Tanto que hoy es uno de los pilares al que se aferra el Villarreal para salir de abajo y, además, uno de los mejores informadores para chivar cuáles son las claves de un adversario que de nuevo mira a Europa.

El mérito del Alavés no sólo es ser sexto. Lo más complicado ha sido remontar el vuelo sin añorar a Ibai y Sobrino. Abelardo, lejos de quejarse, pensó. Dejó su 4-4-2 para reforzar el medio, donde hoy será el líder Pina, un ex del Villarreal (como Wakaso y Marín) que ahora sería el jefe de amarillo con los achaques que acumula su antiguo equipo. Calleja no tendrá a Bruno, Trigueros, Cáseres y Fuego, por lo que Fornals tendrá que organizar o Morlanes, otro canterano, dar un paso al frente. Arriba podrían hacer pareja, como en septiembre, Bacca y Gerard. Recuperar el espíritu ante el Sevilla (3-0) tras el paso fallido por el Wanda es la prioridad. No es fácil. Este Alavés, sin un goleador pero con un ejército solidario, da más picotazos que concesiones.