Diez años sin Samaranch

20 abril, 2020 · Archivado en Alejandro Blanco, COI, Deportes, Feliciano Mayoral, Juan Antonio Samaranch, Organizaciones deportivas, Thomas Bach · Comentarios desactivados en Diez años sin Samaranch 

El 21 de abril del 2010, en Barcelona, se apagó la llama de Juan Antonio Samaranch Torelló a los 89 años. La chispa del español más influyente y universal. Del hombre que transformó el olimpismo, otra vez tocado por una crisis, la del coronavirus. Presidente del Comité Olímpico Internacional, un movimiento que lideró durante 21 años (1980-2001) para convertirlo en industria deportiva y en símbolo de paz.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, dice de él que hizo "posibles los imposibles". Thomas Bach, el alumno aventajado al que Samaranch llevó a la Comisión de Atletas en 1981 (había sido campeón olímpico de esgrima en Montreal 1976), es quien lleva ahora las riendas del COI. Y en una visita a Madrid en 2016 para rendir homenaje a su maestro dibujó su perfil: "Insistía en que el diálogo y la diplomacia eran fundamentales. Él asumió el liderazgo en un momento que estaba amenazado tras el boicot de 1980 (Estados Unidos y muchos aliados no acudieron a Moscú por la invasión soviética de Afganistán), lo modernizó y lo llevó a nuevas alturas. Salvó a los Juegos de la destrucción y los convirtió en algo global", resumió el alemán.

Pedro Palacios conoció al Samaranch dirigente y al Samaranch persona, que nació en una familia de la alta burguesía catalana, fue periodista deportivo, presidente de la Federación de Patinaje, delegado nacional de Deportes, presidente del COE, de la diputación de Barcelona... y embajador en la URSS (1977-1980) donde, camaleónico siempre, forjó unos lazos que le auparon al trono de Señor de los Anillos. Palacios escribió el libro Los 21 años de presidente del COI que cambiaron el deporte (se puede descargar en www.samaranchfoundation.org de forma gratuita) y fue uno de sus estrechos colaboradores. "A pesar de que no demostró mucha afición por el mar, tenía la habilidad de poner el barco siempre de cara al viento", explica. "Disponía de un sentido innato de las relaciones públicas y manejaba perfectamente la información: vigilaba los teletipos de las cinco agencias mundiales. Iba a una comida con un dirigente y se sabía el nombre de su mujer, qué deportes le gustaban... y todo eso lo administraba", relata.

Es lo que se bautizó como 'El estilo Samaranch'. Intuitivo y a la vez reflexivo. "Puño de hierro en guante de terciopelo", resume Palacios, que destaca que "supo adivinar por dónde venían los tiempos". Él trajo los grandes contratos de televisión y creó el programa TOP (The Olympic Partners) de patrocinadores. "El COI estaba en quiebra", recuerda su biógrafo. "La verdadera autonomía y libertad respecto de la política pasaba por la autonomía financiera, porque los comités nacionales no estuvieran subvencionados por los estados", recuerda.

"Después de Pierre de Coubertain (el fundador)”, fue el mejor presidente del COI", dice sin vacilar Feliciano Mayoral, exsecretario general de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales y consejero delegado de Madrid 2012, entre otras muchas atribuciones olímpicas. "Abrió los Juegos a los profesionales, porque quería a los mejores y estaba harto del profesionalismo encubierto de los países del Este. Su mayor éxito fue la participación del Dream Team (Jordan, Magic, Bird...) en Barcelona", apunta. Su Barcelona, a la que destapó al mundo en 1992. "Ahí sí que fue astuto. El mejor favor que le pudo hacer fue no pedir el voto para su ciudad. Pero él lo vivió como un referéndum. Tenía pensado dimitir si Barcelona no era elegida, porque lo hubiera sentido como una moción de censura a su trabajo", revela Palacios. "Y con Madrid se volcó y en 2012 estuvimos muy cerca de ganar", recuerda Mayoral.

Samaranch, que también tuvo sus sombras como la corrupción que inundó la elección de Salt Lake City 2002, abrió el COI a las mujeres (las dos primeras ingresaron en 1981) y estimuló su presencia. Y la de los deportistas, impulsando una reforma para que entraran en la asamblea. "Sólo lamentó una cosa, no haber sido deportista olímpico", recuerda Palacios. Sin embargo, fueron ellos los que pidieron portar su féretro por Barcelona hace ya una década. El del visionario Samaranch.

Unos Juegos para celebrar

El Comité Olímpico Español, con Alejandro Blanco al frente, reunió este viernes a una serie de periodistas. La excusa fue la donación por parte de su homólogo chino de 9.000 mascarillas a través de la Fundación Juan Antonio Samaranch, de cuya muerte se cumplirán diez años este lunes. Un ejemplo de la creciente solidaridad procedente del mundo del deporte, que no ha parado de sumar desde el comienzo de la pandemia. También del país asiático, la zona cero. En el encuentro participó igualmente Samaranch Salichachs, el vicepresidente del COI. Se habló de los Juegos, lógico. Y se habló mucho del futuro, de un horizonte todavía incierto. Tras el aplazamiento de Tokio 2020, el olimpismo pisa con mucha cautela: “Saldremos de esta como el resto de la sociedad, no más rápido”.

De momento, el deporte gana tiempo con sus eventos, en una cascada interminable de aplazamientos, en una huida hacia delante, pero siempre con los pies en el suelo, conocedor de que el paso a nivel no se va a levantar hasta que la salud pública lo permita. En esa filosofía se encuentran también los Juegos Olímpicos, ya fechados para el verano de 2021. Hay voces que cuestionan si para entonces estará la situación controlada, o si existirá ya una vacuna que garantice la seguridad. Exactamente lo mismo se puede señalar para los Juegos de Invierno de Pekín 2022. Otra vez China. ¿Quién lo sabe? La realidad es la que es, pero nunca se puede dejar de caminar. En la cabeza de Samaranch no se dibuja un panorama catastrofista y apocalíptico como ese, lo que no quiere decir que no pueda ocurrir. ¿Alguien se imaginó una pesadilla como la actual más allá de las películas de ciencia ficción? El vicepresidente del COI prefiere pensar en “unos grandísimos Juegos Olímpicos con una gran carga simbólica, en una celebración de la humanidad”. Unos Juegos para celebrar. Ese es el deseo.

«Habrá Juegos en 2021 si no nos dicen que es imprudente»

17 abril, 2020 · Archivado en Alejandro Blanco, Biología, Ciencia, Ciencias naturales, COE, COI, Comités Nacionales, Coronavirus, Coronavirus Covid-19, Deportes, Enfermedades, Enfermedades infecciosas, Juan Antonio Samaranch, Medicina, Microbiología, Organizaciones deportivas, Salud, Virología · Comentarios desactivados en «Habrá Juegos en 2021 si no nos dicen que es imprudente» 

Los lazos que Juan Antonio Samaranch trazó entre China (donde llevó los Juegos del 2008) y España siguen fuertes. De ahí que el Comité Olímpico Español haya recibido una donación de 9.000 mascarillas del de China por mediación de la Fundación que lleva el nombre del expresidente del COI entre 1980 y 2001. "Es una pequeña gota en el oceáno, pero muy simbólica", explicó Juan Antonio Samaranch Salisach, ahora vicepresidente del COI, en un encuentro con medios españoles propiciado por Alejandro Blanco, presidente del COE.

De esas mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus, cien irán a cada federación, 500 al Centro de Refugiados que mantiene un acuerdo de promoción del deporte con el COE, 1.500 a la Cruz Roja y 1.000 quedarán para actividades del organismo español.

Los dos dirigentes repasaron, además, el panorama que se abre al olimpismo:

JUEGOS EN 2021. Toshiro Muto, presidente del Comité Organizador, expresó sus dudas hace días de que la pandemia estuviera controlada en el verano de 2021. "No hay prevención por parte del gobierno de Japón de sospechas de que pudiera haber otra incidencia. No hay indicaciones de que los Juegos no se puedan celebrar con un éxito deportivo y simbólico en 2021", avisó Samaranch. "Si hay un mínimo riesgo, no habrá Juegos", expuso Blanco ante la posibilidad de que para entonces no exista vacuna. "A no ser que las autoridades competentes (Organización Mundial de la Salud) nos digan que es imprudente, los Juegos se celebrarán", cerró el vicepresidente del COI.

VUELTA A LOS ENTRENAMIENTOS. "Hay que apoyar la decisión del Gobierno, porque lo decidirá en base a criterios científicos y médicos. No me fijo fechas, porque no quiero decepcionar si no se cumplen", apuntó el presidente del COE, que participa en el grupo de trabajo con el Consejo Superior de Deportes y advirtió que habrá "diferencias entre deportes individuales y de equipo, en los que hay contacto" y que será un retorno "poco a poco y controlado". Samaranch relató que en China, pese a la pandemia, sus deportistas pudieron seguir entrenándose "en centros seguros".

CRISIS ECONÓMICA. Blanco advirtió que en España "el deporte se apoya en los clubes privados y les va a afectar mucho" y que las federaciones "atravesarán una época muy difícil por la caída de licencias y patrocinios". Por eso, reclamó "medidas excepcionales" por parte del Gobierno con el que irán de la mano. En el concierto global, Samaranch recordó que hay un programa de Solidaridad Olímpica que ayudará a los comités olímpicos nacionales con más dificultades y que la mayoría de federaciones internacionales "disponen de reservas procedentes de los fondos que se reparten de los Juegos y muchas tienen sede en Lausana (Suiza), donde el gobierno regional les ayudará si hay falta de liquidez".

BECAS. El presidente del COE anunció que el programa Pódium de Telefónica para jóvenes (1,4 millones al año) se extenderá en 2021 con 88 becados, así como las becas de la UCAM y la Fundación Trinidad Alfonso. También aseguró "un acuerdo con el CSD para mantener el programa ADO".

Blanco: «Tener nueva fecha para Tokio da tranquilidad»

30 marzo, 2020 · Archivado en Alejandro Blanco, Competiciones, Deportes, Juegos Olímpicos, Juegos Olímpicos 2020 · Comentarios desactivados en Blanco: «Tener nueva fecha para Tokio da tranquilidad» 

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, se felicitó por el anuncio de la fecha de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, del 23 de julio al 8 de agosto del próximo año, porque, según él, transmite "tranquilidad" a los deportistas en medio de la "tragedia" que supone la crisis del coronavirus.

"Es una gran noticia que ya tengamos fecha para los Juegos, con lo cual eso transmite tranquilidad a todos los actores: deportistas, entrenadores, equipos médicos, comités olímpicos, federaciones internacionales ... Es importante que, una vez que todos los agentes se habían puesto de acuerdo, lo rápido que el Comité Organizador, las federaciones internacionales y el COI, y las televisiones, se han puesto de acuerdo para buscar una fecha un año después de la prevista", comentó en declaraciones a Europa Press.

A pesar de que se había especulado con retrasar los Juegos a la primavera de 2021, éstos se celebrarán justo un año después de lo programado antes de la expansión del COVID-19. "Desde el principio se planteó antes del verano, pero había que hablar con todo el mundo y adecuar los calendarios con las federaciones internacionales, de las ligas, eventos nacionales e internacionales ... Eran muchas cosas que había que juntar y, si han determinado que es el 23 de julio, seguro que será la mejor fecha posible. No hay debate", sentenció.

Asimismo, el aplazamiento de los Juegos al mes de julio responde con una de las reivindicaciones del presidente del COE, quien denunció, que en el caso de haberse disputado en este verano los deportistas españoles competirían en "desigualdad" porque han sido los más perjudicados, junto con los italianos, por el coronavirus.

"Estamos viendo que la pandemia ha crecido exponencialmente. Más del 40 por ciento de la población mundial está confinada en sus casas. Estos datos nos tienen que hacer reflexionar. Se ha tomado la mejor decisión. Hay tiempo. Primero tenemos que controlar el coronavirus en el mundo, que vuelva la tranquilidad sanitaria, y partir de ahí que todos los deportistas de los 206 comités olímpicos se puedan entrenar en igualdad de condiciones para hacer de esos Juegos la gran llamada y el canto a la vida. Estos Juegos van a tener un significado muy especial", subrayó.

El presidente del COE reiteró su mensaje de tranquilidad a los deportistas, que seguirán disfrutando de las ayudas por parte de los organismos públicos y empresas privadas. "Cada vez está más claro. Se están anunciando todos los programas que estaban. Los deportistas tienen que tener tranquilidad y respeto con toda la sociedad y, una vez que se termine el estado de alarma, que estén tranquilos porque van a tener todos los medios para preparar los Juegos", recalcó.

Elecciones en las federaciones

El aplazamiento de Tokyo supondrá la modificación de los calendarios electorales en las federaciones olímpicas, y también en la del propio COE, prevista para el primer semestre de 2021 antes de la crisis sanitaria.

"Ahora todo el mundo quiere saber lo que va a pasar en el futuro. Creo que se van a mover todos los calendarios electorales a nivel internacional y nacional. Hay unas normas y el CSD hablará con las federaciones y se buscará el momento más oportuno. Todas las elecciones se mueven en los períodos olímpicos. Este es un poco diferente porque se alarga, pero sigue siendo un período olímpico. Hay que sentarse, hablar y, como esto no es un tema prioritario ahora para nadie sino el estado de alarma, recuperar la salud en nuestro país, la vida normal y a partir de ahí todo se irá desarrollando paso a paso. Las cosas caerán por su peso sin necesidad de acelerar", manifestó a Europa Press.

Mientras tanto, Alejandro Blanco ya mira hacia el horizonte de Tokyo 2020. "¿Si estaré en Tokyo? Sin ninguna duda. Si Dios me da salud estaré en Tokyo 2021, como van a estar todos los deportistas, los dirigentes, los médicos y toda la representación del COE, que será de la más numerosas y de las más importantes", expresó.

Blanco: «Los deportistas tendrán todas las ayudas en 2021»

Para España y para el COE habrá sido un alivio la elección de 2021...

Es una decisión muy buena porque garantiza que haya Juegos y que serán antes del verano del 2021. Hay un horizonte que da tranquilidad y permite, una vez que pasemos la crisis, tener el tiempo suficiente para preparar la competición bien. Somos un país referente en el mundo y es importante que puedan llegar en igualdad de condiciones.

Thomas Bach ha dejado la puerta abierta a celebrarlos en primavera. ¿Qué le parece?

Lo clave es que ya sabe que no serán el 24 de julio. Ahora les toca hablar con los presidentes de las federaciones internacionales porque hay que cuadrar un calendario internacional que está multiagotado y ahora hay que hacer hueco a unos Juegos. Todas las federaciones serán solidarias y entre todos encontrarán la mejor fecha posible.

Hacerlo en primavera solucionaría el problema del calor agobiante.

Sin duda. Podría ser una buena fecha por eso. Pero lo que hay que intentar es interferir lo menos posible en los mundiales que hay previstos y en las ligas que en determinados deportes son fortísimas. Un gran ejercicio de equilibrio en el que hay que contar con patrocinadores, televisiones, el comité organizador... Hará falta una solución imaginativa.

¿Los deportistas que ya obtuvieron su plaza la tienen garantizada?

Eso no se cuestiona. En España son más de 200 ya. Lo único que cambia es que el proceso de clasificación, preolímpicos o rankings se alargará. No se pueden cambiar las normas.

Un año más obligará en España a repensar la forma de ayudar económicamente a los deportistas. Está el caso del ADO...

No hay debate. He hablado con la secretaria de Estado (Irene Lozano) y tendrán toda la ayuda. Lo único que cambia es que el ciclo será más largo, atípico. Nadie puede estar inquieto.

Y a las federaciones, que ya sufrieron una crisis económica traumática, también habrá que echarles una mano, ¿no?

La pandemia va a generar una situación económica totalmente diferente. Habrá consecuencias en federaciones y en clubes, que son pequeñas empresas entusiastas. Habrá que hacer una evaluación, pero me consta el interés que tiene el presidente (Pedro Sánchez) en proteger al deporte y el apoyo que quiere darle. Cuando acabe, nos sentaremos todos para encontrar las mejores soluciones y salir fortalecidos.

Craviotto, Entrerríos, Lydia... todos han dado un paso adelante. Seguirán en 2021.

¡Les propongo que no cumplan años! (bromea). Son tan buenos que harán un esfuerzo por prolongar sus carreras nueve meses más y llegarán para disputar las medallas. Es una oportunidad para seguir disfrutando de ellos y estoy seguro que a alguno le veremos subir al cajón como colofón a su carrera.

Está en contacto con el Gobierno. ¿Una vez acabe el estado de alarma podrán volver a entrenar rápido?

Dependemos de Sanidad. De esto está brotando una España solidaria, y ellos los primeros. Cuando haya tranquilidad, el mismo día estarán entrenando y los agentes del deporte se sentarán para planificar. Es un grandísimo momento para hablar del futuro del deporte español y el modelo que queremos para los próximos años.

Página Siguiente »