Ventajas y desventajas de la hierba natural en tenis

13 julio, 2019 · Archivado en Aficiones, Competiciones, Deporte amateur, Deportes, Grand Slam, Tenis, Tiempo libre, Wimbledon · Comentarios desactivados en Ventajas y desventajas de la hierba natural en tenis 

Estamos en la recta final del torneo de Wimbledon que, como todos ya sabemos, se celebra sobre una superficie tan particular como la hierba. Siempre se habla de que si la hierba está lenta, está rápida, si no es buena para las rodillas y de otras sempiternas cuestiones acerca de este tipo de pistas.

Es extraño que cualquiera de nosotros tenga la posibilidad de jugar con una cierta frecuencia en pistas de hierba natural; sin embargo, no deja de ser interesante determinar cuáles son los pros y los contras que presenta este tipo de canchas.

Pros

  • La hierba es una superficie más suave que la pista rápida, por lo que jugar aquí no castiga con tanta dureza nuestras piernas.
  • La velocidad de la bola en césped es alta y, por tanto, los intercambios serán más cortos. En este caso, el cansancio físico aparecerá más tarde que en otras superficies más lentas.
  • El bote bajo que se produce en pasto, a diferencia del bote en otras superficies como la tierra batida, supone un gran alivio para nuestras extremidades superiores, ya que no será necesario que levantemos constantemente los brazos para golpear bolas altas.
  • Una caída accidental en hierba suele ser amortiguada por la propia superficie, por lo que no va a resultar tan lesiva como en las otras pistas.
  • El hecho de jugar en césped fomenta la versatilidad de tu juego, ya que el bote bajo de la pelota favorece la utilización de otros recursos, tales como la volea y los golpes cortados.
  • Las bolas y las zapatillas sufren un desgaste menor cuando juegas sobre hierba.

Contras

  • La hierba es la superficie que más se desgasta y, en consecuencia, en la que más cambian las condiciones de juego.
  • El bote en pasto sólo es regular cuando la superficie está prácticamente sin uso. Por eso, cuando transcurre poco tiempo, el bote se vuelve muy irregular; en consecuencia, pierdes timing y es más probable que golpees la pelota mordida.
  • Las articulaciones del brazo sufren bastante porque la pelota te llega a mayor velocidad y es común no impactar con el punto dulce de la raqueta.
  • Las rodillas se resienten, dado que el bote bajo te exige flexionarlas constantemente para poder entrarle bien a la pelota.
  • Cuando el césped está húmedo se vuelve muy resbaladizo y las bolas deslizan muchísimo más, por lo que practicar tenis se vuelve una auténtica tortura en cuanto caen cuatro gotas de lluvia.

 

¿Cuáles son las normas para jugar al tenis en silla de ruedas?

2 julio, 2019 · Archivado en Aficiones, Deporte amateur, Deportes, Deportes paralímpicos, Tenis, Tiempo libre · Comentarios desactivados en ¿Cuáles son las normas para jugar al tenis en silla de ruedas? 

No todo el mundo tiene la suerte de poder disfrutar de una plenitud física que le permita desarrollar cualquier actividad deportiva sin impedimentos. No obstante, el tenis dispone de una modalidad para aquellas personas que tienen que valerse de una silla de ruedas en su desplazamiento.

Por eso, es de justicia que hoy dediquemos esta publicación al tenis en silla de ruedas, variante que comprende ciertas particularidades. Aunque la normativa que recoge la Federación Internacional de Tenis (ITF) consta de 143 páginas, vamos a limitarnos a aquellas reglas que realmente nos puedan afectar como jugadores amateur.

La silla

La silla de ruedas que utilicemos debería cumplir ciertos requisitos:

  • No debe contener material reflexivo o que implique un obstáculo para el oponente.
  • No puede tener ninguna modificación que nos conceda ventaja, como por ejemplo palancas o engranajes. Las ruedas no deben dañar la superficie de juego.
  • Sólo podrá ser propulsada a través de los aros de empuje de las ruedas. No están permitidos volantes, frenos ni otros elementos que influyan en el manejo de la silla.
  • Las nalgas deben permanecer en contacto con el asiento en el momento de golpear la pelota.

Además, la silla será considerada como una parte del cuerpo más, por lo que se aplicará la misma normativa que si una bola impactara en tu cuerpo.

Dos botes

El jugador que está en silla de ruedas tiene permitido que la pelota bote hasta dos veces antes de efectuar el golpe. El primer bote tiene que ser siempre dentro de los límites de la pista; el segundo, puede ser fuera.

Si juegas contra alguien que no va en silla de ruedas, a él no se le aplicará la norma de los dos botes, mientras que para ti será completamente válida.

El saque

El sacador puede impulsarse durante la ejecución del servicio, con el objetivo de emular el movimiento corporal que haría una persona sin discapacidad. Las ruedas de la silla no podrán tocar en ningún caso la línea de fondo mientras realizas el saque.

Pérdida de puntos

Podemos perder el punto si:

  • Nuestras nalgas no están en contacto con la silla en el momento de golpear la pelota
  • Utilizamos alguna parte de las extremidades inferiores para estabilizarnos o frenar la silla mientras golpeamos la pelota o ejecutamos un saque.
  • La pelota bota tres veces antes de que podamos golpearla.

Impulso con el pie

Si no pudiéramos impulsar la silla empujando la rueda por incapacidad, podríamos impulsarnos utilizando un pie.

En caso de que tengamos que impulsarnos con el pie, el pie no podrá tocar el suelo ni durante el swing y golpeo de la pelota, ni durante la ejecución del servicio. De lo contrario, perderíamos automáticamente el punto.

 

Las ventajas de practicar tenis sobre tierra batida

20 abril, 2019 · Archivado en Aficiones, Deporte amateur, Deportes, Tenis, Tiempo libre · Comentarios desactivados en Las ventajas de practicar tenis sobre tierra batida 

Como bien sabemos ya, podemos jugar al tenis en diversas superficies, cada una de ellas con unas características específicas como pudimos ver en la publicación ¿Conoces las superficies sobre las que puedes jugar al tenis? Sin embargo, dependiendo de una u otra, nuestra experiencia de juego va a ser diferente.

La gira de tierra batida en el circuito profesional ya ha comenzado. Además, este tipo de pistas abunda en España e Iberoamérica, por lo que tenemos argumentos de sobra para hablar sobre las ventajas que la arcilla nos ofrece.

Menos lesiones

Es cierto que el tenis sobre tierra batida nos exige un mayor fondo físico por la brega y la cantidad de intercambios que se producen. Sin embargo, no es menos cierto que los desplazamientos, las frenadas y cambios de dirección también son más respetuosos con nuestras articulaciones y espalda que en otras superficies.

El hecho de poder deslizar sobre la tierra evita que las frenadas sean tan bruscas y que, por tanto, que nuestro físico esté sometido a un desgaste excesivo. En cualquier caso, debemos acostumbrarnos a deslizar correctamente, manteniendo bien el equilibrio y teniendo en cuenta que primero deslizamos y después golpeamos.

Temperatura suave

Las pistas rápidas elevan muchísimo su temperatura cuando el sol aprieta. Por esa razón, en épocas calurosas, jugar en estas canchas se puede convertir en un auténtico infierno.

Sin embargo, las pistas de tierra batida no presentan ese problema, ya que requieren de una preparación previa en la que debemos regarlas. Al humedecer la tierra, nuestra experiencia en los días de calor se vuelve mucho más agradable que en el resto de superficies.

Mejor drenaje

En los días de lluvia, las pistas rápidas tardan más en drenar el agua que una pista de tierra. Además, si estamos jugando al tenis y comienza a llover con poca intensidad, la pista dura se vuelve resbaladiza y, por tanto, peligrosa para continuar con el juego. Sin embargo, las pistas de arcilla asimilan bien una cierta cantidad de agua antes de que se vuelvan impracticables.

Más juego

La tierra batida es la superficie más lenta sobre la que podemos jugar al tenis. Esto favorece claramente al desarrollo de intercambios más largos, dada la mayor facilidad que existe para llegar a bolas complicadas.

Por este motivo, el tenis en tierra batida nos va a resultar más entretenido y satisfactorio en el plano físico, ya que los puntos son muy dinámicos y nos van a obligar a movernos mucho más que en superficies donde la bola avanza a mayor velocidad.