Sofía, del basket a la Vuelta

Sofía del Prado es una albaceteña de 26 años que llegó a ser Miss Universo España 2017 y a la que su trabajo como modelo no ha impedido que siempre haya estado muy involucrada con el deporte. Su trabajo se ha vinculado con el baloncesto, deporte que practicó de pequeña, como embajadora de la Federación Española o de la Internacional. Pero también trabaja en la Vuelta, de la que es una enamorada y considera que formar parte de su caravana es “una experiencia única”. En este 2019 trabaja dentro del departamento de relaciones institucionales, una labor en la que no le importa “el ritmo frenético de la carrera y dormir cuatro horas” con el objetivo de que “todo salga bien y todos queden contentos”.

Sabe de lo que habla, porque la de este año es su tercera edición después de haber estado trabajando de asistente de podio en 2016 y con un patrocinador en 2018. “Para trabajar en la Vuelta te tiene que gustar, porque es mucho desgaste, pero a mí me encanta. Es un trabajo en el que conoces a mucha gente y todos los días se aprende. Es verdad que al terminar necesitas unos días para recargar las pilas, pero todo lo que te aporta personal y profesionalmente compensa de sobra”.

Practicó baloncesto y sale en bicicleta cuando puede, porque aunque entre risas reconoce que “ya no está para competir”, el deporte le ha dado mucho. De hecho, durante el resto del año da charlas en colegios e instituciones sobre cómo ella superó el acoso escolar y el bullying de niña gracias al deporte y comparte su experiencia para todos aquellos niños a los que le pueda servir su ejemplo y se sientan identificado.