Así está la Champions: PSG, Madrid y Atlético se la juegan

30 noviembre, 2020 · Archivado en Atlético Madrid, Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Futbol, Real Madrid, Sevilla Fútbol Club · Comentarios desactivados en Así está la Champions: PSG, Madrid y Atlético se la juegan 

La Champions entra definitivamente en su fase decisiva. Esta semana, llega la quinta jornada de la competición, con muchas clasificaciones todavía en juego. Pueden estar relativamente relajados Sevilla y Barcelona, ya clasificados, aunque con la primera plaza todavía en disputa. Más todavía el Bayern de Múnich, el único líder ya confirmado. El resort para ellos es el infierno para otros. Que se lo digan al Atlético o al Real Madrid, sin margen de error alguno. O al PSG, cuya clasificación pende de un hilo. Es el momento de los mejores. Fallar ya no es una opción. A falta de dos partidos por equipo, así están las cuentas:

Grupo A: el Atlético no puede fallar

Posibilidades

El Bayern de Múnich ha hecho honor a su condición de campeón y ya tiene la primera plaza del grupo asegurada a falta de dos jornadas. Queda por conocer el que le acompañará en octavos. El Atlético de Madrid depende de sí mismo y sigue siendo el mejor posicionado, si bien no puede cometer más errores. Podría lograr la clasificación matemática si gana a los alemanes, que reservarán jugadores, y el Lokomotiv no gana al Salzburgo. Un empate en el Wanda imposibilita a los de Simeone sellar su pase esta jornada. Una derrota, por el contrario, pone a los rojiblancos en un aprieto, hasta el punto de que exista una posibilidad de no depender ni siquiera de sí mismos para la última jornada. Si el Atleti pierde y el Lokomotiv se impone como local al Salzburgo, el equipo ruso podrá meterse en la siguiente fase sacando tres puntos en la cita final. Los austriacos, por su parte, estarán matemáticamente eliminados con una derrota y podrían estarlo también con un empate.

Clasificación

Bayern 12
Atlético 5
Lokomotiv 3
Salzburgo 1

Partidos

-Atlético-Bayern: martes 1 a las 21:00.
-Lokomotiv-Salzburgo: martes 1 a las 18:55.

Grupo B: otra final para el Madrid

Posibilidades

El Real Madrid estaba contra las cuerdas antes de que se iniciara el ida y vuelta con el Inter de Milán. Sale reforzado, desde luego, de la aventura con los italianos, con dos victorias y la clasificación totalmente encarrilada. Sin embargo, debe andarse con ojo. Incluso cabe la posibilidad de no depender de sí mismo en la última jornada. El peor escenario posible es salir de Ucrania con una derrota. En ese caso, el Shakhtar le adelantaría en la clasificación y tendría el goal average ganado. La situación seguiría siendo tranquila en caso de que el Mönchengladbach no ganara al Inter. Si lo hiciera, las cuentas serían un dolor de cabeza para Zidane. De hecho, al Shakhtar le valdría con copiar el resultado blanco en la última jornada para avanzar a octavos de final y dejar al equipo español en la Europa League.

No es el supuesto más probable, ni mucho menos. El Real Madrid sellará matemáticamente su clasificación para octavos si gana su partido. Si empata también lo tendría encarrilado, aunque con el goal average perdido con el Shakhtar (2-3 en Valdebebas) y el Inter buscando la remontada no se podría dar por sentado. La primera plaza no es viable para esta cita, debido a que el Mönchengladbach sigue por delante. Eso sí, los de Zidane la podrían perder definitivamente si los alemanes ganan y el Shakhtar se impone como local. En ese caso, aun así, el primer puesto quedaría en un segundo plano y lo importante sería sellar la clasificación. El Inter de Milán, máximo favorito junto a los blancos de primeras, necesita ganar su partido para mantener esperanzas de clasificación. Aunque lo logre, dependería del resultado de Ucrania para seguir con vida. 

Clasificación

Mönchengladbach 8 
Real Madrid 7
Shakhtar 4
Inter 2

Partidos

-Mönchengladbach-Inter: martes 1 a las 21:00.
-Shakhtar-Real Madrid: martes 1 a las 18:55.

Grupo E: deberes hechos, a por la primera plaza

Posibilidades

El Sevilla ha realizado una primera fase impoluta, en la que solo le ha quedado ganar en Stamford Bridge para sellar el pleno de triunfos. Eso ya le garantiza la clasificación para octavos a falta de dos jornadas. Ahora, debe buscar la primera plaza, que podría sellar matemáticamente esta jornada. Para ello, le vale con ganar al Chelsea en el Ramón Sánchez Pizjuán. El primer criterio de desempate es el enfrentamiento individual. Así pues, el que salga victorioso del feudo sevillista tendrá garantizado jugar la vuelta de octavos en su estadio. En caso de empate, habrá que esperar a la última cita y tener en mente que cada gol puede resultar crucial. En el Krasnodar-Rennes se disputarán la plaza de Europa League con la misma condición: quien gane la tendrá asegurada por el goal average.

Clasificación

Chelsea 10
Sevilla 10
Krasnodar 1
Rennes 1

Partidos

-Krasnodar-Rennes: miércoles 2 a las 18:55.
-Sevilla-Chelsea: miércoles 2 a las 18:55.

Grupo G: el Barça lo tiene a tiro

Posibilidades

Visto lo visto, todo apunta a que Juventus y Barcelona se jugarán la primera plaza del grupo en la última jornada, aunque cabe la posibilidad de que los de Koeman lleguen con los deberes hechos. Para ello, la Juve debería flaquear como local ante el Dinamo de Kiev, algo improbable. Si los dos ganan, lo esperado, al Barça le bastaría con empatar en el Camp Nou frente a los italianos en la última jornada o incluso perder, siempre y cuando la 'Vecchia Signora' no recupere el 0-2 de Turín. Ambos, por supuesto, están ya clasificados. Dinamo de Kiev y Ferencvaros se jugarán la plaza de Europa League en la traca final. Suceda lo que suceda en sus enfrentamientos de este miércoles tendrán opciones de adelantar a su contrincante en el duelo decisivo.

Clasificación

Barcelona 12
Juventus 9
Dinamo de Kiev 1
Ferencvaros 1

Partidos

-Ferencvaros-Barcelona: miércoles 2 a las 21:00.
-Juventus-Dinamo de Kiev: miércoles 2 a las 21:00.

Grupo C: el Olympiacos, a la heroica

Posibilidades

No sería de extrañar que en la quinta jornada, el Grupo C quedara definitivamente decidido. En primer lugar, la primera plaza. Será del City si no pierde ante el Oporto en O Dragao. El empate y, por supuesto, la victoria le valen para jugar la vuelta de octavos en casa. Los portugueses verían con buenos ojos firmar las tablas con el equipo de Guardiola. Principalmente, porque estas le garantizan la plaza en la fase eliminatoria. Si pierde, se podría complicar, aunque también lo tendría a tiro. El Olympiacos, por su parte, necesita un milagro, que empieza, en primer lugar, por ganar al Marsella. También necesitaría que el Oporto perdiese y remontarle el 2-0 del goal average en la última jornada. Tarea casi imposible, pero torres más altas han caído. El Marsella es ahora mismo el peor equipo de la historia de la Champions y todo lo que no sea ganar a Olympiacos le eliminará de la Europa League.

Clasificación

Manchester City 12
Oporto 9
Olympiacos 3
Marsella 0

Partidos

-Marsella-Olympiacos: martes 1 a las 21:00.
-Oporto-Manchester City: martes 1 a las 21:00.

Grupo D: el Liverpool mantiene la calma

Posibilidades

El Liverpool se ha metido en un pequeño lío. Lo sigue teniendo a tiro, pero la derrota frente al Atalanta en la cuarta jornada ha generado dudas para los de Klopp. Ahora, sellarán su clasificación si ganan al Ajax. El empate también les mete matemáticamente en la siguiente fase. En ese caso se quedarían con 10 puntos, frente los ocho del Ajax y los posibles 10 del Atalanta. En la última jornada, el enfrentamiento directo entre sus dos perseguidores imposibilita que los dos sumen 11. Entonces, si el Ajax gana y el Midtjylland da la sorpresa en casa frente a los 'reds', la cabeza de la tabla sería para los holandeses, seguidos de Liverpool y la DEA, ambos con diez. El goal average es favorable para los ingleses, que lograrían la clasificación.

Otra cosa bien distinta es caer derrotado. Si eso sucede, el Liverpool sería adelantado por el Ajax y si el Atalanta hace los deberes como local y la clasificación ya pendería de un hilo. Aun así, el débil Midtjylland es un comodín para los de Klopp, que lo tendrán hecho con un triunfo en la última jornada. Los daneses están eliminados y aún es pronto para estimar quién puede ir a la Europa League.

Clasificación

Liverpool 9
Ajax 7
Atalanta 7
Midtjylland 0

Partidos

-Liverpool-Ajax: martes 1 a las 21:00.
-Atalanta-Midtjylland: martes 1 a las 21:00.

Grupo F: Haaland quiere rematar

Posibilidades

El apretado Grupo F quedó visto para sentencia tras la conclusión de la jornada 4. El Brujas, metido en la pelea cayó con estrépito en Signal Iduna Park y todo apunta a que caerá eliminado. Eso sí, no lo podrá hacer en esta quinta cita si gana, por el enfrentamiento directo entre los dos primeros. El Dortmund estará en la siguiente fase con una victoria frente a la Lazio. También empatando, suceda lo que suceda con el Brujas por la imposibilidad de un triple empate. Si pierde, eso sí, se complicaría el pase de ronda. La Lazio se meterá ganando y empatando, siempre y cuando el Brujas flaquee en casa contra el Zenit. Los rusos, ya eliminados, necesitan ganar para seguir con opciones de Europa League.

Clasificación

Dortmund 9
Lazio 8
Brujas 4
Zenit 1

Partidos

-Brujas-Zenit: miércoles 2 a las 21:00.
-Dortmund-Lazio: miércoles 2 a las 21:00.

Grupo H: el PSG está al límite

Posibilidades

Menuda papeleta salvó Neymar en la cuarta jornada de la Champions. Su equipo, al límite, debía ganar al Leipzig para no estar virtualmente eliminado. Y lo hizo. Pero ni mucho menos eso le garantiza el pase a la siguiente fase. Se la vuelve a jugar contra el Manchester United. Si pierde, se despedirá definitivamente de la primera plaza y le echará un ojo al otro partido, en el que apoyará al Basaksehir sin miramientos. En caso de que el Leipzig gane, perdiendo el PSG en Old Trafford, el equipo de Tuchel se situaría a tres puntos del equipo alemán, a falta de una jornada y con el goal average dependiente de los goles marcados. No solo eso, el empate entre Leipzig y United beneficiaría a todos: los 'red devils' serían líderes y los alemanes estarían clasificados, independientemente de lo que haga el PSG en el Parque de los Príncipes.

Por tanto, si Mbappé y los suyos no quieren rozar el precipicio deben al menos puntuar en Old Trafford. Su rival ya les ganó en casa, pero los mejores siempre dan un paso al frente a la hora de la verdad. Aunque en ningún caso podrían sellar la clasificación matemática este miércoles, podrán firmar la virtual si ganan y su rival pierde, habiendo goles de diferencia de por medio. Por su parte, el United será líder si gana, salvo que el Leipzig le consiga remontar un 5-0 de goal average en la última jornada. El propio Leipzig tampoco se podrá clasificar con certeza y tiene más difícil que los parisinos amarrar el billete virtual. El Basaksehir, gran olvidado del Grupo H, se meterá en la pelea si se impone al Leipzig, aunque una derrota le dejará matemáticamente eliminado.

Clasificación

Manchester United 9
PSG 6
Leipzig 6
Basaksehir 3

Partidos

-Manchester United-PSG miércoles 2 a las 21:00.
-Basaksehir-Leipzig: miércoles 2 a las 18:55.

Así están las clasificaciones de la Champions.

Antal Dunai: «Puskas era el número uno, pero ningún corazón como el de Kubala»

30 noviembre, 2020 · Archivado en Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Ferencváros TC, Futbol, Ladislao Kubala · Comentarios desactivados en Antal Dunai: «Puskas era el número uno, pero ningún corazón como el de Kubala» 

Antal Dunai nació en un pequeño pueblo al sur de Hungría, a diez kilómetros de la antigua Yugoslavia. Su hermano empezó a jugar a fútbol y él siguió sus pasos, viendo por televisión los partidos de la Juventus y fijándose en Sivori, y soñando con las victorias de los magiares mágicos que recorrían Europa. Marcó 213 goles en 379 partidos oficiales, se colgó tres medallas olímpicas y solamente Eusebio le impidió ganar la Bota de Oro. Podía haber jugado en un grande, pero se conformó con hacer historia en su país y aterrizar en España de entrenador. Un ascenso en Xerez fue su estreno para luego seguir en el Betis, Murcia, Castellón y Levante. Fue vicepresidente de la Federación Húngara de Fútbol y ahora, a sus 77 años, disfruta del fútbol y de un mar de recuerdos.

Ferencvaros-Barcelona. A bote pronto, ¿qué le viene a la cabeza?

Que los dos equipos me quisieron fichar. Primero el Ferencvaros en dos ocasiones. Antes de irme al Pecs y antes de decidirme por el Ujpest. Fue una lástima porque allí jugaba mi compañero de selección Florian Albert, que había nacido cerca de mi pueblo. Yo había jugado además con su hermano. Y luego me quiso el Barcelona. Kubala siempre me decía que quería llevarme, que un delantero que tenía facilidad para meter goles los podría hacer en cualquier equipo.

¿Y por qué no fue?

No podíamos salir de Hungría por asuntos políticos. Y si huías tenías que estar un año sin jugar y luego se olvidaban de ti, te borraban de todos los lados. Y yo tenía familia. No me atreví. Con el Ujpest ganamos siete ligas seguidas, levanté una Bota de Plata y otra de Bronce y ganamos el Gamper de 1970 ante el Barcelona en el Camp Nou. Para nosotros fue una gran victoria. Seguro que podría haber jugado en España o en otro país.

Usted conocía muy bien a Kubala. ¿Qué relación tenían?

No hay palabras para definirlo. Hay pocos hombres como Kubala. Cuando iba a Barcelona me llevaba con él a su casa de la Costa Brava. Le explicaré una anécdota que le define. Un día paseábamos por Plaça Catalunya y escuchamos hablar húngaro. Era una familia mirando una tienda de ropa. Kubala les observó y quiso saludarles. Les preguntó si les gustaba algo de la tienda y le dijeron que un vestido, pero que era muy caro. Kubala dijo que no había problema. Entró y se lo compró.

Una persona muy generosa.

Recuerdo la fiesta de su 50 cumpleaños. Vino gente de toda Europa. Todos lo querían. De mí siempre habló bien y así llegué a España para ser entrenador. Él fue de visita a Xerez y les habló de mí, de un gran jugador húngaro que sabía hablar español y que era un gran entrenador. Me ficharon y así empecé una gran etapa en España. Ese año subimos a Primera. También me ayudó en Murcia. Él era el técnico y recibió una oferta irrechazable de Arabia. Dijo que se iba y que yo le sustituiría. Y el club aceptó.

¿Quién es para usted el mejor jugador húngaro de la historia?

Puskas es el número uno, pero no ha habido nadie con el corazón que tenía Kubala.

Puskas triunfó en la famosa Hungría de los años 50. ¿Qué recuerda usted de aquello?

Mi familia procede de Croacia. De hecho, yo nací en un pueblo húngaro a tan solo diez kilómetros de la frontera con Yugoslavia de aquella época. Al inicio no teníamos televisión, aprendimos por el boca oreja. Recuerdo que vinieron a jugar una vez a mi pueblo. Todos queríamos ser Puskas o Kocsis, aquello te marca. Entonces los imitábamos jugando en las calles todos los días.

¿Y cómo llegó a ser profesional?

Practiqué fútbol y también balonmano, pero vieron talento en mí. Cuando tuvimos la primera televisión, nos llegaba la señal de Italia. Veía partidos de la Juventus y me fijaba en un delantero argentino que se llamaba Sivori. Intentaba entender sus movimientos y su técnica para luego copiarlo. Me sirvió de inspiración.

En la selección no llegó tan lejos cómo habían llegado los magiares mágicos, pero posee tres medallas olímpicas. ¿Cómo fueron esas experiencias?

La primera fue en Tokio. Yo era joven y apenas jugué. Nos fascinó el país, sus avances. Para mí es el mejor lugar en el que he estado. En México 68 ya era un jugador contrastado, marqué dos goles en una final histérica ante Bulgaria. Remontamos y luego los búlgaros enloquecieron y acabaron con tres expulsados. Uno de ellos tiró el balón a la cabeza del árbitro. En Munich vivimos el ataque terrorista, que generó incertidumbre a la hora de jugar la final. Y la perdimos ante Polonia. Nos aprovechamos de que en los Juegos no debían ir teóricamente profesionales y conseguimos grandes resultados.

Y desde entonces, Hungría se secó. ¿Por qué?

Todo ha cambiado. Europa evolucionó y ahora los jóvenes ya no le ponen el entusiasmo de antes. En el Ferencvaros el otro día solo alinearon a dos húngaros. En la Liga solamente hay tres equipos competitivos. Fui bastante tiempo vicepresidente de le federación húngara y detecto que ese es el principal problema.

Calmante Benzema

"Este calendario no permite grandes entrenamientos. Por eso existe tanta inestabilidad". Lo asegura Luis Castro, entrenador del Shakhtar, en un artículo publicado en The coaches voices, y vale para cualquiera. Más aún para este Madrid de sube y baja que hoy en Kiev, a bajo cero, se juega entrar en octavos de final de la Champions. Lo hará si gana, podría necesitar otro punto más ante el Borussia Mönchengladbach en la última jornada si empata y dejará de depender de sí mismo si pierde. Tras su doble triunfo ante el Inter está en una posición ventajosa, pero no definitiva, en un momento en que su fiabilidad anda por los suelos.

Tres modestos (Shakhtar, Cádiz y Alavés) y un Valencia a la baja le han ganado ya este año. Y, sin embargo, ha sobrevivido al Anoeta más complicado, al Camp Nou y al doble duelo con el Inter. Los datos reflejan falta de atención en partidos de tamaño medio/bajo como el que nos ocupa.

Un Benzema menguante

Hoy regresa Benzema, que ha estado fuera tres partidos. Es, sin duda, la mejor baza ofensiva del equipo aunque su rendimiento ha empequeñecido. Lleva seis goles, ocho menos que el año pasado a estas alturas y cuatro menos que el anterior, y sus indicadores en la Champions también alarman: tira menos, dribla menos y pierde más balones. Lleva tres semanas fuera y eso no le ayudará. Recordar que aquí marcó su único gol en una final de la Champions, sí.

Tampoco estará Hazard, el mejor traductor de su fútbol, y sí Vinicius, con el que conecta menos. Le hace falta poco a Zidane para quitar al brasileño, que pese a las reiteradas bajas de Hazard ha sido titular únicamente en seis partidos de 14 posibles. Ni el año pasado ni este figura entre los once más utilizados.

Oportunidad para Militao

También parece probable el regreso de Militao, que lleva un mes sin jugar. Esa pieza aclara el puzle, porque colocaría al equipo en la suerte natural, con Nacho de lateral y Lucas Vázquez de extremo. Ha sido el más notable de esa plaza sin dueño. La duda está en quiénes acompañarán a Casemiro en el centro del campo. Kroos, Odegaard y Modric son los candidatos a dos plazas. El croata, que ha jugado ocho partidos en noviembre (tres con su selección y cinco con el Madrid), es el más fatigado. Lo de Mendy por Marcelo se da por descontado.

El Shakhtar tiene más jugadores y peores perspectivas que cuando llegó a Valdebebas. Desde entonces no ha perdido en su Liga, le ha ganado al Dinamo de Kiev, su gran rival, y se ha llevado dos palizas del Borussia. Hace mucho frío en la Champions para este equipo ucranio-brasileño, pero conviene recordar que con estos jugadores (sólo traspasó aZubkov al Ferencvaros por un millón) en agosto pasado fue semifinalista de la Europa League.

Un equipo azotado por la COVID

Antes de Valdebebas, donde ganó contra todo pronóstico, once jugadores dieron positivo por COVID. Siete de ellos no pudieron viajar y algunos otros como Pyatov, el meta de la selección (36 años y 96 veces internacional), se quedaron en el banquillo. También ahora tiene bajas (siete), pero no tantas ni tan relevantes. La más notable, la de Kornienko, lateral izquierdo que causó sensación en Madrid. A cambio ha recuperado a Alan Patrick y Kovalenko, a día de hoy los máximos goleadores de un equipo comandado por Marlos. De la defensa hacia adelante hay casi pleno de brasileños.

Se jugará en Kiev porque en 2014 el Shakhtar tuvo que huir del Dombass Arena y de todas sus instalaciones en Donetsk por el conflicto entre Ucrania y las milicias prorrusas. Cinco brasileños y un argentino se negaron entonces a volver a los enfrentamientos por miedo. Su exilio comenzó en Lviv, continuó en Jarkov (de ahí también le sacó la ley marcial) y continúa en Kiev, donde recibe el apoyo de los hinchas de su región que han huido de la quema. "El año pasado tuvimos que hacer 90 viajes", se queja Luis Castro, que heredó el equipo de su compatriota Paulo Fonseca, hoy en la Roma. Ya tuvo que hacerlo cinco años antes en el Oporto, donde estuvo tres meses como entrenador interino tras el despido de Fonseca. En un equipo con 13 brasileños, un portugués siempre es bienvenido. Y más este, que le hizo campeón y le acercó a un título europeo en su primer año. El Shakhtar no está descartado para pasar y tiene ventaja sobre el Inter para ir a la Europa League. El Madrid se encontrará un equipo peor pero no vencido.

Cita con la historia para el Gladbach ante el Inter

30 noviembre, 2020 · Archivado en Borussia Mönchengladbach, Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Inter Milan · Comentarios desactivados en Cita con la historia para el Gladbach ante el Inter 

El Borussia Mönchengladbach puede hacer historia esta noche y el rival para una cita que se antoja épica no pudo ser otro que el Inter (sigue el partido en directo en AS.com). Hace 49 años, una lata de Coca Cola terminó con los sueños europeos de unos Fohlen que estaban a punto de firmar una de las mayores hazañas de la historia de este deporte. Vencían por 7-1 al gran Inter en el antiguo estadio en el Bökelberg cuando dicha lata impactó en el interista Boninsegna, se anuló el partido y el Gladbach terminó siendo eliminado posteriormente. El Inter sigue siendo recordado con rencor desde entonces.

Hoy, los pupilos de Marco Rose pueden volver a escribir el nombre de Mönchnegladbach en los libros de historia. Un triunfo basta al conjunto alemán para sellar, por primera vez en su historia, el billete a los octavos de final de la máxima competición continental. Para ello, no podrá contar con Elvedi en el centro de la zaga (le sustiturá Jantschke), pero sí con el chico de oro que no para de resolverle partidos: Neuhaus, autor de otro tanto en la reciente victoria por 4-1 ante el Schalke, comandará a un Gladbach que también estará en octavos si empata y el Shakhtar no gana al Real Madrid.

Enfrente tendrá a un Inter que viene de firmar una victoria contra el Sassuolo, uno de los conjuntos más en forma de la Serie A. Regresan Lautaro, Lukaku y Achraf, pero sigue dando que hablar un Eriksen que, para nada, se asemeja al que fue durante su etapa en el Tottenham. Todo apunta a un divorcio en enero, pero, antes, Conte sabe que todo lo que no sea ganar hoy le deja fuera de octavos. Duro es el hueso que tendrá que roer en Alemania.

Antes que Holanda, Hungría

30 noviembre, 2020 · Archivado en Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Ferencváros TC, Futbol · Comentarios desactivados en Antes que Holanda, Hungría 

Antes de la llegada de la escuela holandesa, personificada en las figuras del entrenador Rinus Michels (1971) y de la estrella de la época Johan Cruyff (1973), al Barcelona le impactaron otras influencias. Era de esperar que en un fútbol creado por los ingleses fueran ellos quienes marcaron la pauta con el famoso sistema WM inventado por Herbert Chapman y con su juego directo, duro y rígido. Pero otra mirada sobre el juego se estaba cociendo en el centro de Europa, primero con los éxitos del famoso 'Wunderteam' austriaco y después con la escuela húngara. Esas moléculas llegaron también al Barça.

Desde los años 20 del siglo pasado existió un interés por ese fútbol que llegaba de la cuenca del Danubio. En 1923 Joan Gamper invitó al famoso MTK Budapest a disputar dos partidos y quedó predando de Franz Platko, un gigante rubio y ágil bajo palos. Esa campaña Ricardo Zamora había regresado al Espanyol, por lo que Platko sería un buen sustituto para cubrir su vacío. Jugó de 1923 a 1930 y hasta Rafael Alberti le dedicó un poema por sus paradas imposibles. La figura de Platko es la primera que une al Barcelona con Hungría y con Jimmy Hogan, el rebelde técnico británico que sembró la semilla de ese otro fútbol.

"Jimmy Hogan nos enseñó todo lo que sabemos", sintetizó Sandor Barcs, presidente de la Federación Húngara después del 3-6 a Inglaterra en Wembley el 25 de noviembre de 1953. Este inglés trotamundos se desmarcó de las ideas de la época y creó una metodología en la que el fútbol se basaba en la asociación de los jugadores mediante pases cortos (keep into the carpet). "La historia de los Magiares Mágicos comienza a principios de los cincuenta pero las bases se fundamentan mucho antes. Hogan fue el impulsor al trabajar con el MTK Budapest durante el periodo de reclusión que vivió en la Gran Guerra", explica Álex Couto en su libro Fútbol Total.

Szeder, culé en los años 30 y luego víctima del nazismo

Hogan y Platko no coincidieron, pero el MTK había asimilado ese fútbol revolucionario que empezó a obtener éxitos en Austria. "Los jugadores del continente al contrario que los ingleses siempre fueron cuidadosos con el trato del balón e insistentemente solícitos para mejorar la técnica", explica Couto. En la década de 1930, los húngaros Ernst Löwinger, György Szeder y Elemér Berkessy jugaron en el Barça. Löwinger entrenó durante un año (1933-34) pero no pudo conseguir un lugar en el equipo. György Szeder (1934-35), su nombre de nacimiento era Györg Silberstein, fue un izquierdista de solo 19 años cuando se incorporó al Barcelona, solo jugó cinco encuentros al reclamarlo su país. Regresó a Hungría, donde murió en un campo de concentración en 1945, el día después de que Adolf Hitler se suicidara. Berkessy (1934-36) llegó a Barcelona procedente de París bajo la dirección de Platko. El excelente jugador se convirtió en el primer goleador húngaro en la historia de La Liga.

Pero aquellas pequeñas semillas se multiplicaron en la década de los 50. Primero con la llegada de Ladislao Kubala después de huir de su país jugándose la vida, pasar por Italia y maravillar a Samitier cuando lo vio tocar un balón. Con el húngaro llegaron varios avances. "Kubala fue el primero que tiró faltas por encima de la barrera, que protegía el balón en los últimos minutos y que hizo la paradinha en los penaltis", comentó en su momento el ex jugador y Balón de Oro Luis Suárez.

Aunque Kubala revolucionó el Barcelona, la llegada de Czibor y Kocsis en 1958 supuso una efeméride en la ciudad. Aquella mágica coincidencia marcó todavía más la personalidad de un estilo de juego que había llevado hasta le excelencia el equipo magiar. Kocsis y Czibor, a diferencia de Kubala, si habían pertenecido al Aranycsapat (equipo de oro) que ganó los Juegos de 1952 y quedó subcampeón del mundo 1954. Sus innovaciones futbolísticas tienen otro padre, Gustav Sebes, ex jugador e influenciado también por Jimmy Hogan.

Sebes y la creación del faso nueve con Hidegkuti

Con una creencia socialista, Sebes repartió los internacionales por dos clubes de la ciudad de Budapest (MTK y Honved) para poder entrenar asiduamente con todos ellos. Sus ideas, como recoge Couto en su libro, son claros avances en el juego, germen de la posterior escuela holandesa y del ADN Barça. Sebes transmitía "atacar y defender juntos", "el juego parte del grupo y no del individuo", "convertir al delantero centro en un jugador más dinámico y menos posicional" (Hidegkuti o Palótas desarrollaron esa función de falso nueve), "jugar desde el puesto y no jugar en el puesto" o "Grosics, el portero, salía del área".

Todo eso se expuso en el mejor escaparate: el “partido del siglo” ante Inglaterra, con Hogan en la grada de Wembley viendo como la selección de su país perdía ante un combinado que sí había creído en sus ideas. De hecho, de ese periodo de 1951 a 1954 Hungría solo cayó una vez, la famosa final del Mundial ante Alemania Federal (3-2). La escuela húngara, aunque fuera de manera desordenada y con jugadores y no entrenadores, también había dejado su huella en el Barcelona, esas primeras moléculas de su posterior estilo de juego que desarrolló la escuela holandesa.

Página Siguiente »